EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Visionarios directores de escena del siglo XXI

En colaboración con
Visionarios directores de escena del siglo XXI
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Andrea BuringEuronews
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Son unos adelantados a su tiempo, directores de escena ‘visionarios’. Música nos permite descubrir a jóvenes y talentosos directores de escena que revolucionan el mundo de la ópera. Han ganado premios y trabajan, regularmente, en los teatros de ópera más prestigiosos de Europa y del extranjero.

Este episodio de Música trata de jóvenes y talentosos directores de escena que revolucionan el mundo de la ópera. Han ganado premios y trabajan, regularmente, en los teatros de ópera más prestigiosos de Europa y del extranjero.

Así, el reportaje de la periodista Andrea Büring descubre el ingenio del alemán Tobias Kratzer, que trabaja, a menudo, con el videoartista Manuel Braun, y el escenógrafo y diseñador de vestuario, Rainer Sellmaier. Con ellos, el director de escena utiliza proyecciones de vídeo, y otros recursos técnicos, en función de la producción en la que estén trabajando. Kratzer será el próximo director de la Ópera de Hamburgo, en 2015.

En el programa también podemos descubrir el 'arte' de Lydia Steier, una directora estadounidense, de origen austriaco, que llegó a Alemania gracias a una beca Fulbright. En primer lugar, quiso ser cantante, antes de centrarse en la dirección. Se considera una mujer progresista, feminista, y tiene un enfoque muy directo, con puestas en escena 'visualmente intensas'.

Euronews-Musica
Imagen de Lydia Steier, una conocida directora de escena que está contribuyendo a 'revolucionar' el mundo de la ópera.Euronews-Musica

Otro de los directores de escena que nos permite conocer el espacio Música, es Simon Stone. El australiano, nacido en Suiza, dirige óperas, obras de teatro y películas. Así, Stone dirigió una película para la plataforma Netflix, que fue nominada a los premios BAFTA en 2021. En su trabajo, utiliza tecnologías modernas, y lleva al escenario óperas, como si fueran películas.

Son unos adelantados a su tiempo. Son directores de escena ‘visionarios’, que quieren entretener al público.

"No basta con tener una voz bonita. Tiene que ser una muy buena representación teatral", declara Lydia Steier.

Los realizadores tratan de impactar, de que su obra toque una 'fibra sensible' de los espectadores.

"Estás, directamente, dentro de un mundo que puede apoderarse de ti físicamente, en el que la música tiene acceso directo al sistema nervioso, por así decirlo", afirma Tobias Kratzer.

Euronews-Musica
Imagen del alemán Tobias Kratzer, un reputado director de escena que forma parte de los 'creadores visionarios' que están revolucionando el mundo de la ópera.Euronews-Musica

Para todos ellos, es muy importante difundir su mensaje.

"No realizo una ópera si no veo una versión de ella, en el mundo en que vivimos", señala Simon Stone.

¿De dónde sacan sus ideas? ¿Qué técnicas y herramientas utilizan? Asistir a la ópera, como al cine... Hay una nueva generación de directores de escena que saben dar un toque moderno a obras maestras clásicas, como el drama épico de Fausto, puesto en escena por Tobias Kratzer en la Ópera de la Bastilla.

"Fausto es una gran ópera, y tenía muy claro que debía ser realmente un espectáculo. Para este gran ‘viaje’ que Fausto y Mefistófeles hacen por París, en nuestra producción, también debe haber abundancia de imágenes", indica Tobias Kratzer.

"Creo que lo que Tobias entendió muy, muy bien es que se puede ofrecer una idea contemporánea de ese ‘Fausto’, del asunto de ‘Fausto’, pero con los medios de hoy, con vídeos... Todo eso estuvo, realmente, muy bien realizado. Y, como resultado, para el público, damos la impresión de que esa historia es la nuestra, hoy día", explica Alexander Neef, director general de la Ópera Nacional de París.

El alemán Tobias Kratzer ganó prestigiosos premios, y dirigió producciones en numerosos teatros de ópera internacionales. La revista ‘Opernwelt’ lo nombró 'Director del Año' en 2020. ¿Cuál es el secreto de su éxito? Un ingrediente básico: el mismo equipo. Un equipo compuesto por el videoartista Manuel Braun, y el escenógrafo y diseñador de vestuario, Rainer Sellmaier.

Euronews-Musica
Imagen del videoartista Manuel Braun, el escenógrafo y diseñador de vestuario, Rainer Sellmaier, y el director de escena Tobias Kratzer.Euronews-Musica

"Cada vez es más interesante, porque en realidad, nos animamos mutuamente a seguir desarrollando espacios completamente nuevos, y también, a contemplar nuevos enfoques de las obras", declara Tobias Kratzer.

"En el caso de ‘Moisés y el Faraón’, no teníamos muy claro, desde el principio, si buscábamos una lectura política, o si podía convertirse en un gran discurso de fe... si Rossini socava todo eso con su música, y no se trata de nada de eso. Y, en algún momento, llega la hora de la verdad, en la que tienes que decidirte por un enfoque, y luego, llevarlo a cabo de forma muy, muy coherente", añade Kratzer.

Para la ópera de Rossini, sobre el éxodo de Moisés de Egipto, trazaron un paralelismo con la ‘crisis de los refugiados’.

"En un lado del escenario, hay un campo de refugiados con ruinas, arena, casas abandonadas... Mientras que, en el otro lado, hay una oficina diáfana de una ONG, que representa a la civilización occidental", afirma Rainer Sellmaier, escenógrafo y diseñador de vestuario.

Como en otras producciones de Kratzer, una proyección de vídeo desempeña un papel importante. Muestra el ‘Éxodo’, aunque fue rodada en Marsella.

"Para mí, también fue la primera vez que trabajamos con camarógrafos submarinos. Además, contamos con dos buzos que grabaron en el agua. Fue una producción muy elaborada, y también, una gran aventura. Intentamos captar el momento en que las aguas del mar, divididas en dos partes, se unen de nuevo, y los egipcios se ahogan", señala el videoartista, Manuel Braun.

Euronews-Musica
Imagen del videoartista, Manuel Braun, y el director de escena, Tobias Kratzer, durante uno de los ensayos de su propuesta de la obra 'Moisés y el Faraón'.Euronews-Musica

Durante el ensayo, la secuencia de la película debe ajustarse al ritmo del director. Así, Braun y Kratzer intercambian ideas y opiniones para adecuar el desarrollo de las escenas a sus ideas y gustos.

"Creo que Tobias es fabuloso. Es como... alguien que domina obras grandes y locas, que yo nunca sabría dirigir. Existe un estilo llamado ‘Grand Opéra’, que es como esas ‘locuras francesas’ de cinco actos; obras que nadie puede descifrar como Tobias", sostiene Lydia Steier.

En el mundo de la ópera, Lydia Steier está reconocida como una directora de escena de gran talento, que ha sido galardonada por su trabajo. Es progresista, feminista, no teme provocar... y es una de las pocas directoras de escena, de Europa.

Euronews-Musica
Imagen de la directora de escena, Lydia Steier, en uno de los ensayos de su adaptación de 'La mujer sin sombra'.Euronews-Musica

"Siendo mujer, en este sector, tienes que comportarte de manera diferente a los hombres, y tienes que ser consciente de la diferencia, en la percepción de ciertas reacciones, basadas en tu género. Por ejemplo, un hombre que tiene una rabieta y sale corriendo de la habitación es un ‘perfeccionista’. Una mujer que hace eso es una ‘histérica’. Se trata, exactamente, del mismo comportamiento, y de la misma situación. Así, con el tiempo, he aprendido que hay que controlar eso", declara Lydia Steier.

En primer lugar, la directora estadounidense, que tiene 'raíces austriacas', quiso ser cantante. Pero, rápidamente, cambió de planes. Es famosa por su puesta en escena, visualmente intensa.

"Nos enfrentamos a fuerzas enormes como... quiero decir: cuando ves ‘La mujer sin sombra’, literalmente, hay 350 personas trabajando en conjunto... como en una perfecta 'armonía', para crear esta representación que está diseñada para conmoverte", añade Lydia Steier.

La mujer sin sombra’ es una obra desafiante, llena de símbolos influidos por la ‘interpretación de los sueños’ de Freud.

"Todos mis diseñadores saben que tiene que haber elementos rodantes. Tiene que haber como... Me encantan las escaleras... debe existir la posibilidad de hacer cambios y movimientos más rápidos", explica Steier.

"Las transiciones y el movimiento de los elementos son la clave absoluta de todo este decorado, y de la narración. Y, en ese caso, realmente, no es posible realizar todas las ‘figuras’ que tienen que aparecer en el escenario, sin poder 'jugar' con ellas, con las manos. No existe una puesta en escena tradicional. Hay que reflejar la época, las presiones políticas de un momento determinado", indica Lydia Steier.

Películas musicales y Broadway. En ese ambiente creció Steier; ‘inspiraciones modernas’ que dan forma a sus producciones operísticas.

"La idea es seducir al público, hacer que se entretenga y se emocione con un lenguaje visual. Y luego, hundir un poco el dedo en la llaga y decir: ¿No os veis reflejados en esto? Esto trata de nosotros. Todas las obras que dirijo tienen que tratar de nosotros", sostiene Steier.

Otro director de escena galardonado, es el australiano de origen suizo, Simon Stone.

Euronews-Musica
Imagen del galardonado director de escena australiano, de origen suizo, Simon Stone.Euronews-Musica

"Lydia es... Quiero decir que, tengo la sensación de que tiene un enfoque muy dramático en la interpretación y la narración. Tienes la sensación de ver, muy claramente, cuál es el tipo de narrativa de la ópera. Y... tienes la sensación de que los intérpretes lo enfocan con nitidez", declara Simon Stone.

Antes de trasladarse a Europa, a Simon Stone se le describía como el ‘rebelde’ del teatro australiano. Como director, quiere que su reparto improvise, y participe en el proceso de creación.

"Si quieres conseguir algo ‘nuevo’, tienes que trabajar de una manera desconocida para ti. Pero, creo que, los artistas no nos desafiamos lo suficiente, como para ponernos en situaciones que no dominamos. Me muevo, constantemente, entre formas de arte, y tengo que ponerme al día continuamente", afirma Simon Stone.

El director australiano de origen suizo expresa su habilidad como escritor, actor, y dirigiendo obras de teatro, óperas, e incluso películas.

Un enfoque realista, e intimista, que encaja especialmente bien con la producción contemporánea ‘Innocence’, una ópera que presenta en la Royal Opera House, una matanza humana perpetrada en un centro escolar.

"Escuchas la música y creas imágenes pensando: ¿Qué película haría con esa partitura? Tienes que rendir tributo a la pieza musical por lo que es. Y, si no te gusta la música, no deberías realizar la ópera", señala Simon Stone.

"La única manera de que las óperas sigan representándose, es demostrando que son relevantes para el mundo en que vivimos. Así que, considero que esa es la forma más sencilla de asegurarse de que el público sienta que la ópera es indispensable, como forma de arte", añade.

Temas modernos, clásicos, que siguen siendo importantes hoy en día, y una puesta en escena ‘impactante’. De estos elementos debería estar compuesta la ópera en el siglo XXI.

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

Celebrando el centenario de György Ligeti

El Premio Karajan para Jóvenes Directores en el Festival de Salzburgo, "un trampolín increíble"

Austria | Jóvenes compiten por ser el mejor maestro de orquesta: Premio Herbert von Karajan