EventsEventos
Loader

Find Us

PUBLICIDAD

Hombres araña, amor y fe: las mejores películas de 2023... Hasta ahora

Estas son las películas que no deberías haberte perdido en 2023 hasta ahora
Estas son las películas que no deberías haberte perdido en 2023 hasta ahora Derechos de autor Sony Pictures Releasing, A24, Universal Pictures
Derechos de autor Sony Pictures Releasing, A24, Universal Pictures
Por David Mouriquand
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Apenas hemos llegado a la mitad de 2023 y el año ya nos ha deparado algunas maravillas cinematográficas (y fracasos), con muchas más por venir.

PUBLICIDAD

Antes de que empiece la temporada de festivales de otoño y se vuelva a hablar de los Oscar, estas son las películas de 2023 que ya se han estrenado y que deberías tachar de tu lista si aún no lo has hecho.

Tár, el impresionante estudio psicológico de Todd Field, no se ha incluido porque ya hemos hablado largo y tendido de lo fantástica que es y de cómo la Academia no debería haber ignorado la mejor interpretación de Cate Blanchett en su carrera. 

10) Realidad

Adaptación de su obra teatral "Is This A Room", Reality, de Tina Satter, es una estremecedora instantánea de la historia reciente de Estados Unidos en forma de tenso film. La directora utilizó diálogos originales inéditos de grabaciones y transcripciones del FBI para recrear la detención de Reality Winner, de 25 años, contratista de la NSA convertida en denunciante (interpretada a la perfección por Sydney Sweeney, de Euphoria). 

La ex lingüista de las Fuerzas Aéreas imprimió documentos clasificados sobre la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016 y los envió por correo a la redacción de The Intercept. Fue detenida en 2017 cuando agentes del FBI le hicieron una visita en su casa de Georgia, y recibió la condena de prisión más larga jamás impuesta por una divulgación no autorizada de información gubernamental a los medios de comunicación: cinco años y tres meses en una prisión federal. 

Este drama documental minimalista de 82 minutos de duración, que transcurre casi íntegramente en la casa de Winner, es claustrofóbico, inquietante y apasionante. La elección estilística de utilizar glitchs y una redacción literal en pantalla que sustituye los "pitidos" por inquietantes y repentinas desapariciones de fotogramas cuando Winner dice algo que ha sido suprimido de la transcripción original, hacen maravillas. Esta edición podrían haber parecido demasiado efectista, pero no hace más que realzar el tema de la verdad narrativa y el terror que puede esconderse tras lo mundano.

9) Roter Himmel (En llamas)

Considerada la segunda parte de la llamada trilogía elemental del director alemán Christian Petzold, que comenzó en 2020 con Undine, Roter Himmel (Afire ), el film sigue al irritable joven escritor Leon (Thomas Schubert interpretando a una especie de Tartufo esnob) intentando terminar su libro durante una escapada a la playa con su amigo Felix (Langston Uibel). 

Los incendios forestales cercanos son una amenaza inminente, y la inesperada presencia de Nadja (Paula Beer, habitual de Petzold) supone una gran distracción para el aspirante a escritor. Se trata de una comedia costumbrista rohmeriana que introduce gradualmente una reflexión sobre cómo la miopía y el ensimismamiento son los verdaderos enemigos de la creatividad

Incluso podría decirse que el personaje de León representa el papel de las redes sociales en la vida moderna: obsesionarse con uno mismo mientras el mundo arde, y cómo -parafraseando a George Orwell- ver lo que se tiene delante de las narices es una lucha constante. Podría decirse que es la mejor película de Petzold desde Phoenix, de 2014, y el jurado de la Berlinale de este año pareció estar de acuerdo, ya que el director se fue a casa con el segundo premio, el Gran Premio del Jurado Oso de Plata.

8) Spider-Man: across the Spider-Verse

No ha sido un gran año para los estrenos taquilleros este año, con la fatiga de los superhéroes y las franquicias instalándose. Desde Shazam! La _Furia de los Dioses_a The Flash, Indiana Jones y el dial del destino y Misión: Impossible - Dead Reckoning Part One, todos los estrenos de alto nivel han decepcionado. 

La única excepción a la regla ha sido Spider-Man: Across the Spider-Verse, la esperada secuela de Into the Spider-Verse de 2018. Se basa en el estilo de animación mash-up que hizo que su predecesora no solo fuera impresionantemente vibrante, sino también la mejor película de Spider-Man hasta la fecha. 

Esta vez, la animación es igual de imaginativa, y el argumento que presenta el siempre omnipresente tropo del multiverso logra de alguna manera tener una dimensión personal dentro de sus apuestas universales. Los directores Joaquim Dos Santos, Justin K. Thompson y Kemp Powers nunca olvidan que los grandes temas y la animación grandilocuente necesitan momentos más pequeños, y los latidos emocionales no se han quedado por el camino.

7) Godland

El relato ficticio de Hlynur Pálmason sobre un sacerdote danés enviado a una remota región de Islandia en el siglo XIX es desolador y premonitorio. Paisajes desolados y entornos hostiles que conducen a nuestro protagonista a un angustioso viaje hacia una sombría meditación sobre la fe, el colonialismo y la mortalidad. 

Quienes estén dispuestos a dar el salto y a depositar su fe en Godland se verán recompensados por una joya atmosférica que se sumerge en su malhumorado entorno. La película captura Islandia con brillantez y la fotografía garantiza que no habrá visto nada tan épico en lo que va de año. 

6) Suzume

El aclamado cineasta y animador japonés Makoto Shinkai regresa este año con una vibrante película de catástrofes medioambientales. Tras sus éxitos internacionales Weathering With You y Your Name

Suzume es la historia de una estudiante de instituto que conoce a un misterioso desconocido que se dirige a sellar una puerta mágica en una ciudad abandonada para evitar un terremoto cataclísmico

Ella le ayuda, pero accidentalmente libera una piedra angular que supuestamente impide catástrofes mayores. Así comienza una surrealista aventura a través del país para sellar más cajas de Pandora mágicas, cada una de las cuales tiene el potencial de desencadenar nuevos desastres naturales

El guionista y director se enfrenta al gran terremoto del este de Japón de 2011, en el que murieron casi 20.000 personas; Suzume se sitúa en algún lugar entre la fantasía de la adolescencia y un emocionante viaje apocalíptico, y tiene algo que decir sobre la forma en que nos curamos tras los desastres, y sobre cómo el dolor es inevitable, no importa lo mucho que tratemos de luchar contra él. 

Por si fuera poco, el humor y los efectos visuales te mantienen pegado al asiento durante toda la película. Una de las mejores películas de animación de 2023 junto a Spider-Man: Across the Spider-Verse.

PUBLICIDAD

5) La sociedad educada

Tras su galardonada comedia We Are Lady Parts, la guionista y directora británica Nida Manzoor ha dado un gran salto a la gran pantalla con la que es la comedia del año (de momento). 

Polite Society narra la historia de la adolescente británico-paquistaní Ria Khan (Priya Kansara), que intenta rescatar a su hermana Lena (Ritu Arya) de los brazos de un joven médico (Akhshay Khanna) que no quiere casarse, sobre todo por culpa de su autoritaria madre, una villana de Disney (una Nimra Bucha que roba escenas). 

Está llena de corazón y sus observaciones sobre las divisiones generacionales en las familias pakistaníes se manejan con sensibilidad. Incluso si los elementos extravagantes amenazan con descarrilar las cosas hacia el final, estarás demasiado ocupado disfrutando de la exuberancia punk de la película y pasándotelo en grande como para preocuparte.

4) Sick of Myself

Caótica, divertida y, en ocasiones, profundamente triste por la forma en que expone la soledad que hay detrás de hacerse notar, Sick of Myself es la sátira más despiadada de este año. Esta ópera prima del guionista y director noruego Kristoffer Borgli, producida por el mismo equipo responsable de La peor persona del mundo, de Joachim Trier, sigue a Signe (Kristine Kujath Thorp) y a su pretencioso compañero artista conceptual Thomas (Eirik Sæther) como la pareja del infierno. 

Dos personas hipercompetitivas y engreídas que intentan salir de sus vidas, en su mayoría normales. Cuando Thomas lo consigue, Signe se vuelve intensamente celosa y reclama el protagonismo al que se siente con derecho participando en un tóxico juego de superioridad, que incluye fabricar y explotar descaradamente una "misteriosa enfermedad" para obtener capital social. 

PUBLICIDAD

Sick of Myself es una endiablada comedia negra que se centra en las obsesiones desenfrenadas de la sociedad moderna. Aunque este tipo de películas pueden caer en la insistencia repetitiva sobre los males del mundo moderno e Internet, la película no cae en la rutina simplista. Borgli explora de forma convincente el falso encanto de la fama, todo ello con un grado de reconocibilidad que resulta incómodo.Sick of Myself encaja perfectamente en la estantería junto a la ácida comedia sobre influencers de Matt Spicer , Ingrid Goes West, y la sátira de Michelle Savill sobre la falsedad en las redes sociales , Millie Lies Low, y arroja luz sobre el victimismo performativo. No sabrás si estremecerte o reírte.

3) Cómo volar un oleoducto

Inspirada en el polémico libro de no ficción de 2021 de Andreas Malm, How To Blow Up A Pipeline, de Daniel Goldhaber, es un eco-thriller indie que te atrapa de principio a fin. Es sin duda una de las películas más tensas del año. Seguimos a un grupo de activistas ecológicos que se unen para destruir un oleoducto de Texas. 

El título lo dice todo. Sin embargo, lo que no revela es que, por muy oportuna y urgente que sea esta película, no es lo que usted puede estar pensando. No se trata de una llamada a las armas ni de propaganda radical que se esconde tras la etiqueta de thriller. La película es demasiado inteligente y centrada como para caer en el didactismo y nunca sacrifica la tensión por la política, prefiriendo un retrato reflexivo y al límite de lo que podría ser el activismo ecológico moderno. Además, How To Blow Up A Pipeline se convierte en un riff cinéfilo del género del thriller de atracos. Una joya perfectamente calibrada.

2) Toda la belleza y el derramamiento de sangre

La victoria de All the Beauty and the Bloodshed en Venecia el año pasado fue histórica, no sólo porque era la segunda vez en los 79 años de historia del festival que un documental ganaba el León de Oro (después de Sacro GRA, del director italiano Gianfranco Rosi, que ganó el León de Oro hace diez años), sino porque era la tercera vez consecutiva que una cineasta ganaba el León de Oro, después de Chloé Zhao en 2020 por Nomadland y Audrey Diwan en 2021 por el drama sobre el aborto Happening.

Merecía plenamente el León de Oro, y sigue siendo uno de los estrenos destacados de este año. Presenta el retrato de la artista Nan Goldin, una de las fotógrafas estadounidenses vivas más importantes del mundo y documentalista de la historia LGBTQ+ de Estados Unidos y de la contracultura neoyorquina de los años setenta.

PUBLICIDAD

Su campaña contra la dinastía farmacéutica Sackler, responsable de la epidemia estadounidense de OxyContin, es el argumento central. Poitras, periodista de investigación que ya ganó el Oscar al mejor documental en 2015 por su impactante Citizenfour sobre Edward Snowden, consigue equilibrar con destreza lo personal y lo político, mientras seguimos a Goldin, una ex adicta, en su apasionada búsqueda contra los ricos mecenas del arte que se beneficiaron del sufrimiento de otros. Es conmovedor, cautivador, indignante y absolutamente imprescindible.

1) Vidas pasadas

La película de 2023 es Vidas pasadas, un filme devastador que te tocará la fibra sensible en todos los sentidos. En su ópera prima, la dramaturga canadiense de origen coreano y convertida en directora Celine Song nos ofrece una historia matizada y semiautobiográfica de dos amigos de la infancia que se encuentran más tarde en la vida, tras haber sido separados cuando una de sus familias emigró de Corea del Sur. 

Hae Sung (Teo Yoo) y Nora (Greta Lee) se reencuentran a través de las redes sociales y luego en Nueva York, donde se enfrentan al amor, la amistad, el tiempo y el destino. En concreto, se enfrentan al concepto coreano de "In-Yun", un sentido de la providencia que afecta a los momentos que conectan a las personas en sus vidas pasadas. Casi podría ser una historia de multiversos, pero acaba siendo un viaje romántico magistralmente narrado e impecablemente guionizado. 

Pero, por encima de todo, _Vidas pas_adas evita todos los clichés relacionados con los triángulos amorosos y los finales románticos felices que cabría esperar, y brilla además por sus profundas observaciones sobre las complejidades de la vida y las cuestiones de identidad cultural. Es uno de los debuts más cautivadores de los últimos años, una conmovedora meditación sobre el crecimiento como persona y cómo las decisiones que tomamos dan forma a nuestras vidas, aunque su importancia sólo se revele con el necesario paso del tiempo. Esperamos que ocupe un lugar destacado en nuestra lista de favoritos a finales de año.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Lituania se suma a la lista de países de la UE con una grave escasez de medicamentos

¿Podría la cooperación prevenir la escasez de medicamentos que afecta a toda la UE?

Estas canciones casi se convierten en la banda sonora de 'James Bond': de Lana del Rey a Johnny Cash