EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

¿El auge de la extrema derecha lleva a las mujeres a ser más activas políticamente?

Una niña espera a su madre para votar, con el telón de fondo de las cabinas de votación con cortinas que representan la bandera de la Unión Europea en Baleni, Rumanía, en 2019.
Una niña espera a su madre para votar, con el telón de fondo de las cabinas de votación con cortinas que representan la bandera de la Unión Europea en Baleni, Rumanía, en 2019. Derechos de autor Andreea Alexandru / Mediafax
Derechos de autor Andreea Alexandru / Mediafax
Por Ines Trindade Pereira
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en portugués

Entrevistadas por 'Euronews', expertas en igualdad de género consideran que las instituciones europeas siguen siendo elementos abstractos en la vida de las mujeres y un espacio alimentado por los estereotipos.

PUBLICIDAD

El aumento de la representación de los partidos de extrema derecha en el Parlamento Europeo podría hacerse realidad en las próximas elecciones europeas. Según un sondeo exclusivo realizado por Ipsos para 'Euronews', los partidos de la derecha radical y euroescéptica podrían contar con 30 escaños más en la Eurocámara, liderando las encuestas en Francia, Bélgica, Países Bajos y Austria.

La representación de la extrema derecha a nivel nacional también ha aumentado. En Portugal, el partido Chega pasó de 12 a 50 diputados en las elecciones legislativas del 10 de marzo de 2024.

Esta tendencia política podría significar un cambio en los derechos de las mujeres, alejando a la Unión Europea de una agenda feminista.

A nivel nacional, algunos Gobiernos europeos ya han aprobado leyes que podrían poner a las mujeres en situaciones hostiles. Es el caso de Italia, que aprobó una ley que permite a los grupos antiabortistas acceder y presionar a las mujeres que se plantean una interrupción voluntaria del embarazo.

El estudio de Oxfam "¿Una Europa feminista?" afirma que "la creciente reacción contra la igualdad de género en toda Europa puede verse internamente a través del creciente éxito electoral y la representación de grupos populistas de extrema derecha en países como Suecia, Italia y Holanda".

Cecilia Francisco Carcelén, una de las tres autoras del estudio y especialista en igualdad de género, garantiza: "El desmantelamiento de los derechos de las mujeres está en el centro de lo que defienden los movimientos de extrema derecha."

En 2022, las mujeres representaban el 52% de la población de los Estados miembros de la UE, según Eurostat. ¿El aumento del voto de extrema derecha obligará a las mujeres a ser más activas políticamente en las elecciones europeas de 2024?

Eleonora del Vecchio, otra de las coautoras del estudio e investigadora sobre igualdad de género, cree que "las mujeres que se sienten amenazadas por la extrema derecha pueden implicarse más en política", pero solo si siguen creyendo en las instituciones y en la democracia.

El voto femenino

Durante mucho tiempo, el porcentaje de mujeres que se abstenían de votar en comparación con los hombres era muy diferente. Aunque la brecha en la participación electoral se ha ido reduciendo, especialmente desde las elecciones europeas de 2014, con un 45% de hombres que dicen que votarían frente a un 41% de mujeres, la Fundación Robert Schuman concluye que "las mujeres siguen sintiéndose menos implicadas en la política europea que los hombres".

Un estudio realizado por Eurobarómetro en un escenario posterior a las elecciones europeas de 2019 también reveló que las mujeres son más propensas que los hombres a explicar que no votaron porque no saben mucho sobre el Parlamento Europeo o las elecciones europeas.

Carcelén reacciona: "No es sorprendente que muchas mujeres se sientan desconectadas de los políticos (masculinos), especialmente cuando no abordan sus necesidades cotidianas como mujeres, lo que se traduce en políticas públicas que no tienen en cuenta el género. Es un círculo vicioso alimentado por los estereotipos de género".

Emma Rainey, otra de las coautoras del estudio de Oxfam y consultora en igualdad de género, subraya que "para muchas mujeres, las instituciones de la Unión Europea siguen siendo irrelevantes y abstractas para sus vidas", especialmente tras la pandemia, cuando su calidad de vida disminuyó significativamente y no hubo una respuesta concreta "para eliminar el aumento de la carga".

Para la presidenta de la ONG Lobby Europeo de Mujeres, Iliana Balabanova, una de las razones de esta indiferencia es la falta de representación en la escena política.

En la actualidad, no existen datos a nivel europeo sobre los diferentes grupos de mujeres dentro de este apartado.

Somos diferentes. Tenemos diferentes orígenes, etnias, religiones y sexualidades. Somos absolutamente diferentes, pero seguimos estando muy poco representadas.
Iliana Balabanova
Presidenta de la ONG Lobby Europeo de Mujeres

Balabanova añade: "Y tengo que decir que del 33% de mujeres en el Parlamento Europeo, solo tenemos 17 eurodiputadas de minorías étnicas, lo que significa que un gran grupo de nosotras está mal representado".

Representación política de las mujeres

Desde que Ursula von der Leyen fue elegida presidenta de la Comisión Europea en 2019, el número de comisarias ha pasado de nueve a 13, de un total de 27 representantes, alcanzando el objetivo de igualdad de género en el colegio de comisarios.

Roberta Metsola y Christine Lagarde son otros nombres femeninos en altos cargos de las instituciones europeas. Sin embargo, la existencia de figuras femeninas en altos cargos abre el debate sobre si esto es suficiente para garantizar la igualdad de género.

Rainey afirma que "no se pueden negar" los importantes avances logrados en la promoción de la igualdad de género desde que Von der Leyen es presidenta de la Comisión Europea, pero también señala que ella es "muy privilegiada" y que su realidad está "muy alejada de las realidades cotidianas de la mayoría de las mujeres".

PUBLICIDAD

Eleonora del Vecchio va más allá: "ser mujer no equivale a ser una defensora de la igualdad de género ni una feminista". 

"Roberta Metsola procede de Malta, un país donde el aborto es ilegal salvo en los casos en los que la vida de la embarazada corre peligro. En un comunicado de prensa en 2015, la eurodiputada y sus colegas malteses declararon que estaban categóricamente en contra del aborto. Es bien sabido que la autonomía corporal es crucial para el empoderamiento de las mujeres y que prohibir el aborto tiene consecuencias drásticas, especialmente para las mujeres pobres y migrantes", añade.

Sin embargo, independientemente de su ideología política, las mujeres que deciden emprender una carrera política son las más expuestas a la violencia en los últimos años. La violencia psicológica, física y online a la que están expuestas puede llevarlas a renunciar a la política.

Un estudio realizado con 2.424 participantes de 31 países revela que, tras un contacto permanente con este tipo de violencia, el 21% de las mujeres que se dedican a la política se vuelven menos activas en el debate público, el 12% se retira de la vida pública y el 9% decide no volver a presentarse.

Marie-Colline Leroy, actual secretaria de Estado belga de Igualdad de Género, Oportunidades y Diversidad, admite que muchos intentos de deslegitimar sus propuestas se basan en el hecho de que es mujer.

PUBLICIDAD
Todos los ataques de los que soy blanco son ataques que pretenden intentar deslegitimar mis propuestas, desacreditar lo que digo, y siempre apuntando a mi identidad de género, al hecho de ser mujer. Muchas críticas, muchos insultos, comentarios sobre mi apariencia que siempre intentan crear un ambiente de miedo; un ambiente que es desestabilizador.
Marie-Colline Leroy
Secretaria de Estado belga para Igualdad de Género, Oportunidades y Diversidad

Sin embargo, este clima de miedo lleva a Iliana Balabanova a reclamar: "Merecemos que se escuche nuestra voz. Merecemos que se atiendan nuestras demandas. Merecemos ocupar nuestro lugar tanto en el plano político, cultural y económico como en el de los seres humanos. Esto es lo que realmente nos movilizará".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La Eurocámara respalda la inclusión del aborto en la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE

Igualdad de género en los hogares europeos| Una encuesta muestra que aún queda mucho camino por recorrer

La UE convoca a Israel para tratar el respeto de los derechos humanos y el fallo de la CIJ sobre Rafah