This content is not available in your region

La eurozona apuesta por una política fiscal neutra pero flexible ante la guerra para 2023

Euro zone to back broadly neutral, but flexible 2023 fiscal stance amid Ukraine war
Euro zone to back broadly neutral, but flexible 2023 fiscal stance amid Ukraine war   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Jan Strupczewski

BRUSELAS, 14 mar – Es probable que los ministros de Economía de la zona euro respalden el lunes la opinión de la Comisión Europea de que la política fiscal comunitaria debe pasar de ser de apoyo a ser neutral el próximo año, pero que a la vez estén de acuerdo en que deben tener preparado más efectivo si la guerra en Ucrania lo hace necesario.

Los ministros de Economía de los 19 países que comparten el euro se reúnen el lunes para debatir su postura fiscal para 2023, en un momento en que la invasión rusa de Ucrania y las sanciones occidentales impuestas a Moscú en respuesta aumentan los riesgos para el crecimiento económico de la Unión Europea este año.

“Este impacto (…) será grave por la subida de los precios de los recursos, las consecuencias de la inflación en algunas materias primas y también por los costes fiscales (…) por los precios de la energía y la crisis de los refugiados”, dijo el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, de camino a la reunión de ministros.

“Así que debemos estar preparados en esta situación de incertidumbre para tener nuestras políticas económicas bien coordinadas y ágiles. Sigo convencido de que si reaccionamos con fuerza y unidos, podremos amortiguar el impacto de la guerra en nuestras economías”, dijo.

La Comisión Europea recomendó el 2 de marzo que los Estados miembros de la UE pasen a una postura fiscal neutra el año que viene desde la postura de apoyo actual, pero que estén preparados para adaptarse rápidamente si la crisis de Ucrania produce nuevos desafíos.

Según la Comisión, es probable que los límites de endeudamiento de los Estados de la UE sigan suspendidos en 2023, pero los países con un alto nivel de endeudamiento, como Italia y Grecia, deberían centrarse en endurecer sus políticas fiscales, mientras que los de bajo nivel de endeudamiento se centran más en la inversión.

LA GUERRAFRENARÁ EL CRECIMIENTO DE LA  EUROZONA

Un alto cargo de la zona del euro afirmó que la guerra en Ucrania tendrá un impacto “grave pero soportable” en la región.

El Banco Central Europeo pronosticó la semana pasada que el crecimiento de la zona del euro será 0,5 puntos porcentuales más lento este año de lo previsto debido a la guerra en Ucrania, pero que aún así será del 3,7%, y del 2,8% en 2023.

La inflación, sin embargo, se situará en una media del 5,1% en 2022, muy por encima del objetivo del banco del 2,0%, y caerá al 2,1% en 2023, según las previsiones del BCE.

Gentiloni, que publicará sus propias previsiones actualizadas en mayo, dijo que es demasiado pronto para dar estimaciones serias.

“Si sólo se estima el impacto directo de los precios de la energía o la interrupción de la cadena de suministro, o la inflación, se pueden tener cifras que aparentemente podrían parecer moderadas”, dijo.

“Pero una combinación de estos (…) y el riesgo de una crisis de confianza entre los inversores y los consumidores (…) y la duración de esta guerra son elementos que no podemos calcular con nuestros modelos”.

UNIÓNBANCARIA

Los ministros de Economía de los 27 países de la UE debatirán el martes las sanciones impuestas a Rusia, según el alto cargo de la eurozona.

El lunes por la tarde debatirán un plan para completar la unión bancaria de la UE, a la que todavía le falta un sistema europeo de garantía de depósitos (EDIS, por sus siglas en inglés).

Para ello será necesario que los Estados lleguen a un acuerdo para que los bancos diversifiquen sus carteras de bonos soberanos, con el fin de reducir los riesgos que asumen con la exposición a un único país, y para la integración transfronteriza y la diversificación de los bancos.

Es probable que el presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, presente un plan inicial para llegar a un acuerdo sobre el EDIS que prevea varias etapas en las que un mayor reparto del riesgo a través de un sistema de depósitos vaya acompañado de una mayor reducción del riesgo, dijo el alto cargo, sin dar más detalles

Tras la respuesta de los ministros, en abril podría estar listo un plan completo sobre cómo llegar al EDIS y en junio podría alcanzarse un acuerdo, pero advirtió que ni siquiera eso será el final del debate.

“Todavía no va a ser un acuerdo detallado sobre todos los elementos de la unión bancaria”, dijo el alto cargo.

“Se trata de un compromiso político de los Estados miembros con una serie de elementos generales de la unión bancaria y una serie de principios y procesos que guiarán el trabajo legislativo posterior”, añadió.