Homenaje a una figura histórica en Hungría. El primer ministro húngaro, Viktor Orbán y su mujer depositaron rosas blancas en la tumba de Imre Nagy. Este domingo, se cumplieron treinta años del entierro, en Budapest, del añorado reformador comunista
Leer artículo completo

Más sobre Noticias