Robots camareros en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín

Robots camareros en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín

La llamativa instalación permite que los platos de comida lleguen a las mesas sin que intervengan humanos en el proceso. La comida desciende desde el techo hasta los comensales.

La llamativa instalación permite que los platos de comida lleguen a las mesas sin que intervengan humanos en el proceso. La comida desciende desde el techo hasta los comensales.

**Un gran número de cilindros giratorios cocinan tu pedido **antes de volcarlo en el plato. Después, una polea lo recoge y lo lleva a un robot que se desplaza por unos raíles que cuelgan del techo hasta llegar a la mesa.

Y si necesitas un cóctel después de un duro día de caminata por el gigantesco recinto olímpico, un robot podrá preparartelo en menos de 90 segundos. Eso sí, un camarero humano siempre está presente para el movimiento final: colocar la bebida en la barra sin derramar nada. 

Todos este despliegue tecnológico se debe en gran medida a un intento de la administración para evitar la propagación del virus.