Última hora

Última hora

¿Cómo ver el eclipse total lunar del 27 de julio de 2018?

Leyendo ahora:

¿Cómo ver el eclipse total lunar del 27 de julio de 2018?

¿Cómo ver el eclipse total lunar del 27 de julio de 2018?
@ Copyright :
Flickr/halfrain
Tamaño de texto Aa Aa

La luna roja o luna de sangre más larga del siglo XXI, el eclipse total de este 27 de julio, no será visible en Latinoamérica. El eclipse lunar, momento en que la Tierra tapará nuestro satélite y la luz del sol se refractará en la atmósfera, dándole un tono rojizo, quedará oculto para la mayoría de los americanos.

¿Dónde ver la luna roja?

Un poco más suerte tendrán los habitantes del este de España, que podrán observarla durante su fase total. Solo la parte este de Brasil y Argentina, además de Uruguay, podrán ser testigos de un eclipse parcial, un premio de consolación compartido que el resto de España y Portugal.

No obstante vivimos en 2018 y el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC), lo transmitirá en directo desde Nambia en Sky Live TV para que todo el mundo pueda disfrutarlo.

¿Cuándo empieza?

El eclipse total empieza a las 21.30 hora central europea, (18.30 hora de Buenos Aires) y llegará su punto máximo a las 22.21. Aproximadamente 109 minutos de fenómeno que terminará a las 23.23.

¿Por qué se produce la luna roja?

Aunque parezca un fenómeno fuera de lo común, la luna roja se produce como efecto de la dispersión de Rayleigh, la responsable de que el cielo se vea azul y de los colores anaranjados y rojizos del atardecer. Otro efecto más curioso de este efecto es que hace que algunas personas tengan los ojos azules.

Durante el eclipse, cuando la luna pasa a través de la sombra proyectada por la Tierra (umbra), la luz procedente del sol consigue "colarse" a través de la atmósfera de nuestro planeta, curvándose hasta llegar a la Luna con ese tono.

Mitología alrededor de la luna de sangre

Ni que decir tiene que, por su color y forma inusuales, ha generado mitologías muy ricas, especialmente en América.

Para la civilización maya la luna de sangre marca una lucha entre dioses. Concretamente entre el Sol y la Luna que, como dios más débil, parte con desventaja. Para echar una mano ese día golpeaban ollas y lanzaban fuegos artificiales con el objetivo último de que el Sol no se comiera a la Luna. Para esta civilización tras el eclipse lunar se producían cambios de la mecánica celeste.

Además las creencias populares que han llegado a nuestros días incluyen que las mujeres embarazadas deben evitar exponerse a este eclipse; también se usa en ritos de fertilidad e, incluso, se recomienda cortarse el pelo: algunos creen que podría hacerlo crecer con mayor rapidez.