Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Mundial de fútbol femenino 2019: Las jugadoras australianas consiguen poner fin a la brecha salarial

Las futbolistas australianas terminan con la brecha salarial
Las futbolistas australianas terminan con la brecha salarial
Tamaño de texto Aa Aa

Las futbolistas australianas recibirán el mismo salario de base que sus homólogos masculinos gracias a un acuerdo de convenio colectivo de un año, erradicando así con la brecha salarial.

Las futbolistas de la Australia's W-League han visto aumentado el 33% su remuneración mínima anual, alcanzando los 16.344 dólares australianos (cerca de 10.129 euros), y su tarifa horaria básica coincidirá con la de la Liga A masculina, según informaron el viernes la Federación Australiana de Fútbol y el sindicato de jugadores.

"Estamos muy orgullosas por haber podido llegar a unas condiciones similares entre las dos ligas de fútbol australiano", decía John Didulicia en un anuncio.

"Este es un momento del que las jugadoras deberían estar orgullosas".

El anunció se produce días después del lanzamiento de la campaña de la PFA (Professional Footballers Australia) pidiendo al organismo de dirección mundial, la FIFA, un incremento del valor del premio de la actual Copa Mundial Femenina con el fin de reducir la evidente disparidad con el de los hombres.

El equipo vencedor del Mundial, que empieza este viernes, recibirá 4 de los 30 millones de dólares del premio total. Una cifra casi diez veces inferior respecto a los 38 millones - de un total de 400 millones - recibidos por el equipo francés por su triunfo el año pasado en el torneo masculino acontecido en Rusia.

Reivindicaciones a las puertas del Mundial

A pocos días del comienzo de la Copa Mundial Femenina en Francia, el sindicato australiano de futbol PFA lanzó una campaña para reivindicar la igualdad de género en los premios y ofreció su apoyo a las jugadoras para que emprendieran acciones legales contra la FIFA.

La semana pasada, el director ejecutivo de la PFA, John Didulica, y otros dirigentes sindicales escribieron a la FIFA, solicitando una igualdad inmediata de los montantes monetarios recibidos por los deportistas de distinto género, afirmando que las jugadoras son víctimas de discriminación.

La FPA -dice la carta dirigida a Sarai Bareman, número uno del fútbol femenino en la FIFA- se reserva expresamente el derecho de resolver la cuestión con los medios apropiados incluyendo la medición y el arbitraje.

Para dar más visibilidad a la iniciativa, la FPA lanzó un sitio web que define los objetivos de la campaña. Las jugadoras de la selección australiana, junto con Brasil y Jamaica, han compartido el logo y el video de la campaña en sus perfiles de redes sociales

Lee | Francia 2019, el Mundial de la consagración del fútbol femenino

La brecha salarial en el punto de mira

La brecha salarial en el futbol ha sido el centro de atención durante años: en marzo, los futbolistas de la selección nacional de los Estados Unidos demandaron en un juicio la federación de Estados Unidos por discriminación de género, mientras que Ada Hegerberg, estrella de la selección nacional noruega y actual balón de oro, decidió boicotear el mundial por desigualdad de género.

Aunque el premio actual se haya duplicado respecto al premio recibido en el mundial realizado en Canadá hace cuatro años, la brecha salarial con el torneo masculino ha aumentado de 343 millones de dólares a 370 millones de dólares. El valor de los premios masculinos se ha visto incrementado de 358 millones de dólares en Brasil 2014 a 400 millones de dólares en Rusia 2018.

Los días 6 y 7 de junio, la FIFA hospedará a Paris la primera Women’s Football Convention: una convención donde los líderes del mundo del deporte y la política debatirán el desarrollo del fútbol femenino.

Una reforma no concluyente

El acuerdo otorgado por la PFA reducirá la brecha salarial entre géneros en el fútbol australiano, pero los hombres continuarán ganando mucho más gracias a permanecer mayor tiempo sobre el terreno de juego.

La temporada regular de la liga femenina australiana tiene una duración de 14 semanas en 2018/19, algo más de la mitad de las 27 rondas de la liga masculina.

Después de ignorar los deportes femeninos durante años, Australia se ha convertido en un líder mundial en promocionar y otorgar una igualdad de condiciones y un mejor salario a las deportistas femeninas.

En 2017, a las jugadoras australianas de críquet se les otorgó el mismo salario de base por hora que a los hombres, después de acordar la reforma en un convenio de una duración de 5 años. Sin embargo, como las mujeres futbolistas, disponen de muchas menos oportunidades de ganar dinero.