Última hora
This content is not available in your region

CORONAVIRUS | Portugal, Grecia y Alemania, en la avanzadilla europea de la desescalada

euronews_icons_loading
Los templos reabrirán sus puertas en la mayor parte de Portugal a partir del 1 de junio
Los templos reabrirán sus puertas en la mayor parte de Portugal a partir del 1 de junio   -   Derechos de autor  RTP
Tamaño de texto Aa Aa

Las campanas volverán a llamar a los feligreses en Portugal a partir del próximo lunes, cuando, a excepción de Lisboa, entrará en vigor la tercera fase del desconfinamiento y podrán reabrir sus puertas al público lugares de culto, tiendas, gimnasios y teatros.

En el norte de Europa, Noruega y Dinamarca se preparan para reabrir sus puertas al turismo a partir del 15 de junio, aunque las mantendrán cerradas para sus vecinos suecos, con mayores tasas de infección de la COVID-19.

Grecia ha tomado una decisión similar teniendo también el 15 de junio en el punto de mira, aunque aquí los turistas no deseados (por el momento) son los que proceden del Reino Unido, Francia, España e Italia.

Alemania vuela hacia la nueva normalidad. El viernes despegó un avión con unos 200 trabajadores europeos con destino a China, donde les espera un largo chequeo. "Nos harán revisiones muy extensas, mediciones, la prueba del coronavirus, de anticuerpos, y luego una cuarentena de 14 días", explicaba antes del embarque Bernd Poth, trabajador de Audi.

Fuera de Europa, la ciudad de Nueva York, epicentro de la pandemia en Estados Unidos, también está en la senda del desconfinamiento y prevé comenzar a reabrir tiendas y establecimientos a partir del 8 de junio. Cinco áreas del norte del Estado de Nueva York ya han entrado en la fase dos.

Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto en marcha una iniciativa encaminada a proporcionar test, medicamentos y vacunas a quienes los necesiten. Su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha reiterado que cualquier tratamiento deber ser "un bien público mundial accesible a todas las personas", un anuncio que tiene como telón de fondo el portazo de Estados Unidos a la organización, que ha sido muy criticada por Donald Trump.