Última hora
This content is not available in your region

Victoria chavista en unas controvertidas legislativas sin oposición en Venezuela

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued
euronews_icons_loading
Nicolás Maduro vota en las elecciones legislativas del 6 de diciembre
Nicolás Maduro vota en las elecciones legislativas del 6 de diciembre   -   Derechos de autor  Ariana Cubillos/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Una victoria para el chavismo, un fraude para la oposición.

Según los datos oficiales, la alianza gubernamental del Gran Polo Patriótico, del presidente Nicolás Maduro, ha logrado el 67% de los votos, con algo más del 82% del escrutinio, en las elecciones para configurar una nueva Asamblea Nacional

Sin embargo, ante el llamamiento de la oposición al boicot, no hay datos oficiales de la participación, que algunos medios situan, como mucho, en el 35%.

Tras acudir a votar, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro aseguraba que se va a "hacer justicia", silenciando a una oposición a la que acusa de incitar a las protestas violentas y de provocar las sanciones de Estados Unidos.

No en vano, estos resutlados servirían a Maduro para hacerse con el control de la última gran institución independiente del país: "Tuvimos la paciencia, la sabiduría, para esperar esta hora, para esperar este día y sacarnos de encima esa Asamblea Nacional nefasta que agredió a los venezolanos", dijo.

El líder opositor Juan Guaido ha boicoteado la votación, tampoco reconocida por la Unión Europea, EE.UU. y otras naciones.

Su movimiento tiene previsto llevar a cabo un referéndum en los próximos días para preguntar a los venezolanos si quieren acabar con el Gobierno de Maduro y celebrar nuevas elecciones presidenciales.

Su rechazo llegó hasta Colombia, el mayor país receptor del éxodo venezolano, donde decenas de compatriotas se manifestaron contra lo que consideran un "gran fraude" de la "dictadura de Nicolás Maduro.

En un momento de enorme crisis económica y política en el país, ni Maduro ni Guaidó gozan de sus mejores índices de popularidad.