Última hora
euronews_icons_loading
Gaza, una cárcel a cielo abierto pero con playa

Más de dos millones de habitantes en una franja de 365 km cuadrados, encajada entre Israel y Egipto y de la que sus habitantes no pueden salir sin el permiso de uno de esos dos países que controlan sus accesos; Gaza es una cárcel a cielo abierto pero al menos tiene playa.

Una costa también controlada por Israel, que no permite la pesca ni el acceso al mar de los barcos gazatíes más allá de 8 millas pero al menos quedan las playas como evasión.

Algunos gazatíes se consideran incluso aventajados en comparación con sus compatriotas palestinos de Cisjordania que tampoco pueden salir del territorio palestino ocupado por Israel sin el permiso del estado hebreo y en consecuencia necesitan su aval para poder ver el mar Mediterráneo a tan sólo unos kilometros de distancia.

Baños y comidas en la playa son las actividades preferidas de los gazatíes en sus días festivos cuando el tiempo y el amaine del conflicto con Israel lo permite. Una evasión todavía más necesaria tras el último enfrentamiento entre las fuerzas del Hamás y el Ejército de Israel que volvió a cobrarse numerosas víctimas en la franja. La vida sigue....pese a todo, como demuestran estas imagenes.