Enrico Letta, la alternativa contra la extrema derecha

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
El candidato del Partido Demócrata, Enrico Letta
El candidato del Partido Demócrata, Enrico Letta   -   Derechos de autor  AP Photo

Enrico Letta se presenta a las elecciones italianas al ataque.. En su país y en el extranjero advierte del riesgo del advenimiento de la extrema derecha. Abandonando el tono tranquilo de un profesor universitario, está tratando de dar el perfil de alguien que tiene hambre de victoria. Su primer mandato como primer ministro de Italia duró 10 meses, entre 2013 y 2014, seis años después de su llegada al Partido Demócrata, principal formación de centro izquierda. Europeísta convencido, tuvo que dejar al Gobierno por la presión de su propio partido, encabezada por el recién ascendido Matteo Renzi.

Letta se autoexilió entonces a París, donde dirigió la Escuela de Asuntos Internacionales de SciencesPo. Mientras tanto, Matteo Renzi tuvo que dimitir tras el fracaso de una de sus medidas estrella, la renovación de Senado. Posteriormente, fundó un nuevo partido que no logró que se convirtiera en una alternativa real.

Por su parte, el ahora candidato volvió a Italia para liderar el Partito Democratico en marzo de 2021. Entre los retos a los que se enfrentó en sus 10 meses al frente del Gobierno se encuentran las primeras etapas de la crisis de los migrantes europeos, incluido el naufragio más mortífero de la historia reciente del mar Mediterráneo.

Considerado en sus inicios como un talento único de la política, a sus treinta años fue ministro de Políticas Comunitarias, luego de Industria, Comercio Exterior y subsecretario del gabinete del primer ministro en el Gobierno Prodi.

"Mi elección recayó en él teniendo en cuenta que aunque pertenece a una generación joven, incluso para los precedentes y estándares italianos muy joven, ya ha acumulado una importante experiencia". Esto fue lo que dijo de él el entonces presidente de la República, Giorgio Napolitano. Era el año 2013. Hoy Letta subraya que "sobre los hombros de nosotros, los italianos, de nosotros, los votantes italianos, no está solo el destino de Italia, sino de Europa", en referencia a la posibilidad la extrema derecha llegué al poder en su país.