NewsletterNewsletterEventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

La tecnología de energías limpias frena el crecimiento de las emisiones mundiales de carbono en 2023, según la AIE

Una lancha rápida pasa junto a unas turbinas en el Mar del Norte, 14 kilómetros al oeste del pequeño pueblo de Blavand, cerca de Esbjerg (Dinamarca).
Una lancha rápida pasa junto a unas turbinas en el Mar del Norte, 14 kilómetros al oeste del pequeño pueblo de Blavand, cerca de Esbjerg (Dinamarca). Derechos de autor AP Photo/Heribert Proepper
Derechos de autor AP Photo/Heribert Proepper
Por Rosie Frost
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Aunque la demanda de energía aumentó, la tecnología de otras fuentes limpias ayudó al mundo a evitar el uso de más combustibles fósiles el año pasado.

PUBLICIDAD

Sin la tecnología de energías limpias, las emisiones mundiales de carbono en los últimos cinco años habrían sido tres veces mayores, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Las emisiones mundiales de dióxido de carbono habría alcanzando un nivel récord en 2023. Pero el análisis constató que el crecimiento de las fuentes limpias ha provocado una "ralentización estructural" de las emisiones relacionadas con la energía.

Aunque la demanda de energía aumentó, la expansión de la energía solar, eólica y nuclear ayudó al mundo a evitar un mayor uso de combustibles fósiles el año pasado.

Los vehículos eléctricos, que representaron una de cada cinco ventas de coches nuevos en 2023, también contribuyeron a evitar que la demanda de petróleo superara los niveles prepandémicos.

El crecimiento de las emisiones mundiales de carbono se ralentiza

La actualización anual publicada el viernes muestra que, a pesar de los desafíos, las emisiones relacionadas con la energía no aumentaron tan rápidamente en 2023 como lo hicieron en 2022. Sugiere que el mundo podría ver pronto un pico en las emisiones de carbono a medida que se acelera el uso de la tecnología de energía limpia.

"La transición hacia las energías limpias se ha sometido a una serie de pruebas de resistencia en los últimos cinco años, y ha demostrado su capacidad de recuperación", afirma Fatih Birol, Director Ejecutivo de la AIE. "Una pandemia, una crisis energética y la inestabilidad geopolítica pudieron haber hecho fracasar los esfuerzos por construir sistemas energéticos más limpios y seguros".

Los paneles solares funcionan cerca de la pequeña localidad de Milagro, en Navarra, al norte de España.
Los paneles solares funcionan cerca de la pequeña localidad de Milagro, en Navarra, al norte de España.AP Photo/Alvaro Barrientos, File

En cambio, añade Birol, hemos visto lo contrario en muchas economías. La transición hacia energías limpias continúa, frenando las emisiones a pesar de que en 2023 hubo más demanda de energía que en 2022.

En la UE, las emisiones derivadas de la producción de energía disminuyeron casi un 9%, y el crecimiento de las energías limpias representó la mitad de este descenso. Por primera vez, la energía eólica superó al gas natural y al carbón en la generación de energía, según la AIE.

El uso del carbón para producir electricidad cayó un 27%, mientras que el del gas natural lo hizo un 15%. Según la AIE, la recuperación de la energía hidroeléctrica tras las sequías de 2022 y la recuperación parcial de la nuclear también contribuyeron a reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

El clima extremo impulsa las emisiones

El informe de la AIE también destaca el impacto de las condiciones meteorológicas, agravadas por El Niño, en la producción de energía procedente de fuentes limpias.

La sequía extrema hizo que 2022 fuera un año "históricamente malo" para la energía hidroeléctrica. La falta de agua redujo la producción, que fue sustituida en gran medida por combustibles fósiles. Esto supuso alrededor del 40% del aumento total de las emisiones de dióxido de carbono el año pasado.

Trabajadores instalan paneles solares en el techo de un apartamento residencial en Kochi, al sur del estado de Kerala, India.
Trabajadores instalan paneles solares en el techo de un apartamento residencial en Kochi, al sur del estado de Kerala, India.AP Photo/R S Iyer, File

India y China se vieron especialmente afectadas por la caída de la energía hidroeléctrica, con un aumento de las emisiones procedentes de combustibles fósiles del 5,2% en China. El rápido crecimiento de otras fuentes de energía limpia como la solar, la eólica y los vehículos eléctricos en 2023 no fue suficiente para cubrir la creciente demanda.

En la India, una temporada de monzones más débil de lo habitual aumentó la demanda de electricidad y redujo la producción hidroeléctrica, lo que supuso una cuarta parte del crecimiento de las emisiones del país.

¿Qué queda por hacer para que desciendan las emisiones mundiales?

Sin embargo, todavía hay obstáculos para alcanzar este pico en las emisiones mundiales. El crecimiento de las energías limpias sigue concentrado en las economías avanzadas y en China. Según el informe de la AIE, en conjunto representan el 90% de la nueva energía solar y eólica mundial y el 95% de las ventas de vehículos eléctricos.

Y no toda la tecnología de energías limpias avanzó, ya que las ventas de bombas de calor cayeron ligeramente el año pasado debido a que los consumidores tuvieron dificultades para permitirse grandes compras.

"Los compromisos asumidos por casi 200 países en la COP28 celebrada en Dubai en diciembre muestran lo que el mundo debe hacer para situar las emisiones en una trayectoria descendente", afirma Birol. "Lo más importante es que necesitamos esfuerzos mucho mayores para que las economías emergentes y en desarrollo puedan aumentar la inversión en energías limpias".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Auge de los paneles solares para terrazas: esto es lo que hay que saber y cómo ahorrar en la factura de la luz

¿Quiere una "máquina de imprimir dinero" en su tejado? Leonardo Dicaprio apoya a esta empresa solar europea

Esta ciudad francesa convierte su cementerio en una fuente de energía solar