Europa está dividida sobre la energía nuclear: ¿Qué países están a favor y en contra?

Una central nuclear emite vapor junto a un viejo molino de viento en Doel (Bélgica).
Una central nuclear emite vapor junto a un viejo molino de viento en Doel (Bélgica). Derechos de autor AP Photo/Virginia Mayo
Por Rosie Frost
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Mientras 30 líderes mundiales y delegaciones se reúnen en Bruselas para promover la energía nuclear, el papel de ésta sigue dividiendo a Europa.

PUBLICIDAD

Aunque Europa sigue dividida en su planteamiento de la energía nuclear, los líderes mundiales se unieron en Bruselas en marzo para celebrar la primera Cumbre sobre Energía Nuclear de la historia.

Delegaciones de más de 30 países se reunieron junto al emblemático edificio Atomium, un monumento diseñado para defender el uso pacífico de la energía nuclear.

Los asistentes de alto nivel tienen una postura igualmente favorable a la energía nuclear, y se reúnen para destacar el papel de ésta en la reducción del uso de combustibles fósiles, la mejora de la seguridad energética y el impulso del desarrollo económico. La cumbre sigue a un llamamiento oficial realizado en la COP28 de Dubái el pasado diciembre para acelerar la energía nuclear junto con otras fuentes de energía bajas en carbono.

Sin la energía nuclear, no tenemos ninguna posibilidad de alcanzar nuestros objetivos climáticos a tiempo
Fatih Birol
Director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía

Sin embargo, con las protestas de defensores del medioambiente como Greenpeace y la notable ausencia de potencias europeas antinucleares como Alemania, el debate sobre la energía nuclear sigue dividiendo al continente.

Y, dado que un tercio de los reactores nucleares actualmente en funcionamiento en la UE se acercan al final de su ciclo de vida en 2025, el futuro de esta fuente de energía no es tan fácil de resolver. ¿Por qué la energía nuclear es un tema tan controvertido en Europa?

¿Qué porcentaje de la energía europea procede de la energía nuclear?

Cerca de una cuarta parte de la energía de la UE es nuclear y más de la mitad se produce en Francia. En total, hay más de 150 reactores en funcionamiento en los 27 Estados miembros.

Sin embargo, en todo el bloque hay opiniones muy diversas sobre el uso de la energía nuclear. La preocupación por la seguridad tras anteriores catástrofes de gran repercusión ha convertido la energía nuclear en un tema controvertido. Cada Estado miembro decide si la incluye o no en su combinación energética.

Esto pone a muchos gobiernos en la tesitura de tener que decidir sobre el futuro de la energía nuclear en su país.

¿Qué países europeos asistieron a la Cumbre sobre Energía Nuclear?

La Cumbre estuvo copresidida por el primer ministro de Bélgica, Alexander De Croo, junto con el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica, Rafael Mariano Grossi, y contó con la presencia de autoridades como el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chequia, Finlandia, Francia, Hungría, Italia, los Países Bajos, Polonia y Suecia figuran entre los países firmantes de una declaración en la que se pide a los reguladores que "liberen plenamente" el potencial de la energía nuclear y "faciliten las condiciones de financiación" para apoyar la ampliación de la vida útil de los reactores nucleares existentes.

Los líderes de la UE afirmaron que la crisis energética y la dependencia del exterior son razones de peso para apostar por la energía nuclear, además de su "potencial para descarbonizar los sistemas energéticos" y "proporcionar electricidad asequible".

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, declaró que el "renovado interés" por la energía nuclear llega en un "momento crucial" para alcanzar los objetivos climáticos de la UE y, sobre todo, para "salvaguardar la seguridad energética y la competitividad".

¿Cuál es la posición de Bélgica, anfitriona de la cumbre?

El hecho de que el primer ministro belga, Alexander De Croo, sea el coanfitrión de la cumbre inaugural significa que Bélgica está a favor de la energía nuclear. La historia de la energía nuclear en el país es más complicada.

Ya en 1999 se introdujeron planes de abandono de la energía nuclear, pero desde entonces las fechas y los plazos han variado constantemente. En 2009, el Gobierno belga decidió ampliar la vida útil de sus tres centrales nucleares más antiguas hasta 2025. Pero la crisis energética causada por la guerra de Ucrania hizo que esta fecha se pospusiera otros 10 años.

En su discurso de apertura, el mandatario señaló que el país había cambiado su política de cierre de centrales por la de prolongación de su vida útil, afirmando que para alcanzar los objetivos de energía neta cero, la nuclear debía formar parte del 'mix energético'. De Croo añadió que la UE debe utilizar la energía nuclear para "complementar" sus inversiones en energías renovables.

¿Qué países están en contra de la energía nuclear?

Tras el incidente de Three Mile Island en 1979 y el desastre de Chernóbil en 1986, laopinión pública sobre la energía nuclear cambió radicalmente. En Alemania, los temores sobre la seguridad impulsaron el movimiento ecologista y el Partido Verde.

En 2002, el Gobierno de centro-izquierda alemán aprobó una ley para impedir la construcción de nuevas centrales nucleares. Además, todos los reactores existentes debían cerrar en el futuro.

Esto formaba parte de un cambio hacia fuentes de energía como la eólica y la solar, que el país consideraba realmente renovables. Aunque la energía nuclear se considera "baja en carbono", ya que los reactores nucleares no producen emisiones directas de CO2, depende del uranio como combustible, cuya extracción y refinado consumen mucha energía.

PUBLICIDAD

En 2010, Angela Merkel anunció que se ampliaría la vida útil de las centrales nucleares alemanas para aumentar el suministro de energía baja en carbono.

Protestors demonstrate outside the Nuclear Energy Summit in Brussels, 21 March 2024.
Protestors demonstrate outside the Nuclear Energy Summit in Brussels, 21 March 2024.AP Photo/Geert Vanden Wijngaert

Apenas un año después, el incidente de la central japonesa de Fukushima volvió a sembrar la inquietud. Hubo meses de masivas protestas antinucleares en todo el país que llevaron al Gobierno de Merkel a anunciar el cierre de todas las centrales nucleares para 2022.

La amenaza de inseguridad energética debida a la guerra de Ucrania prolongó su vida más allá de este plazo, y el canciller Olaf Scholz mantuvo abiertas las tres centrales restantes hasta abril de 2023 para evitar una escasez de energía.

Cuando estos tres reactores cerraron oficialmente el 15 de abril de 2023, Alemania se unió a Italia y Lituania como uno de los tres países que han eliminado completamente la energía nuclear para la generación de electricidad después de tener reactores operativos.

En Italia, la energía nuclear también es un tema controvertido. Todas las centrales del país se cerraron en 1990 tras un referéndum sobre la energía nuclear. Desde entonces, el Gobierno ha intentado proponer una reactivación, sobre todo con un plan en 2008 para construir hasta 10 nuevos reactores.

PUBLICIDAD
Employees look up at the construction site of Hinkley Point C nuclear power station in Somerset, England.
Employees look up at the construction site of Hinkley Point C nuclear power station in Somerset, England.AP Photo/Kin Cheung

Una vez más, el accidente nuclear de 2011 en Japón influyó en la opinión pública: el 94% del electorado votó a favor de prohibir la construcción en un referéndum celebrado poco después.

Sin embargo, con la presencia del ministro italiano de Asuntos Exteriores, Antonio Tajani, en la cumbre de Bruselas de 2024, en la que Italia fue uno de los 32 países que firmaron una declaración en la que afirmaba: "un firme compromiso con la energía nuclear", el futuro nuclear de Italia vuelve a ser objeto de debate.

También existen obstáculos al desarrollo de la energía nuclear en otros Estados miembros de la UE, como Portugal, Dinamarca y Austria. Viena interpuso en 2022 un recurso contra la UE alegando que la clasificación de la energía nuclear como inversión ecológica era un "lavado verde".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Decenas de personas piden en Barcelona impulsar la transición verde con energía nuclear

El hidrógeno, la nueva batalla entre defensores y detractores de la energía nuclear

Una sentencia "histórica" del Tribunal Europeo de Derechos Humanos respalda a las mujeres suizas en un caso de cambio climático