EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Politica de la UE. La encuesta sobre el Pacto Verde Europeo que aprueba o suspende a los eurodiputados

Se insta a los ciudadanos a votar en unas elecciones europeas en las que los temas medioambientales podrían quedar relegados a un segundo plano.
Se insta a los ciudadanos a votar en unas elecciones europeas en las que los temas medioambientales podrían quedar relegados a un segundo plano. Derechos de autor Jean-Francois Badias/Copyright 2024 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Jean-Francois Badias/Copyright 2024 The AP. All rights reserved.
Por Robert HodgsonEuronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

En vísperas de las elecciones europeas, una encuesta ha revelado hasta qué punto la emblemática agenda del "Pacto Verde" de la Comisión presidida por Ursula von der Leyen ha dividido, incluso al centro de la política de la UE.

PUBLICIDAD

Los patrones de voto de los eurodiputados en los últimos cinco años han confirmado una clara división partidista en torno a la acción climática y la protección de la naturaleza. Además, han revelado un previsible abismo entre las posiciones de Los Verdes y la extrema derecha, una clara línea de fractura que atraviesa el centro político.

Cinco de las mayores ONG ecologistas con sede en Bruselas analizaron 30 actos legislativos clave en materia de medioambiente y les asignaron puntuaciones, de cero a cien, en función de si los legisladores apoyaban o rechazaban las medidas y objetivos más ambiciosos que los grupos políticos de la Eurocámara han venido defendiendo, calificando estos últimos de "prehistóricos". 

El Grupo de Los Verdes/Alianza Libre Europea obtuvo una puntuación global de 92 puntos, mientras que el grupo nacionalista de extrema derecha Identidad y Democracia, que ha propuesto sistemáticamente el rechazo frontal de la legislación ecológica, solamente obtuvo seis puntos.

Gran divergencia entre las distintas orientaciones políticas

El informe, publicado este lunes 15 de abril, también mostró una gran divergencia entre los socialistas y demócratas de centroizquierda, que obtuvieron 70 puntos, y el Partido Popular Europeo, PPE, de centroderecha, que solamente obtuvo 25 puntos, a pesar de ser el hogar político de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien situó el Pacto Verde Europeo en el centro del programa político del Ejecutivo de la UE.

Los liberales del grupo Renew Europe obtuvieron 56 puntos, lo que refleja las frecuentes divisiones en el seno del bloque a la hora de votar propuestas de política medioambiental y climática. Los resultados muestran divisiones similares en otros grupos, a menudo basadas en la afiliación nacional de sus diputados.

Los datos revelan otro claro patrón de voto que puede observarse cuando la política medioambiental se subdivide en acción por el clima, protección de la naturaleza y prevención de la contaminación. A grandes rasgos, si un partido político se opone a establecer las medidas más ambiciosas para hacer frente a la acción por el clima, adoptará una postura similar en los otros dos grandes ámbitos.

Mayor división política en lo que respecta a las leyes concebidas para proteger la naturaleza

En la legislación sobre protección de la naturaleza, que recientemente ha visto un enérgico retroceso por parte del PPE en medio de las protestas generalizadas de los agricultores en toda Europa, es donde la división política es más amplia. 

En este apartado, Los Verdes y el grupo de la Izquierda acumulan 94 y 87 puntos respectivamente. Mientras, el PPE cuenta con 19 votos y el Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos cuenta con trece puntos.

En un acto celebrado en Bruselas para presentar los resultados, el diputado búlgaro del PPE, Radan Kanev, se describió a sí mismo como "más verde que la media de los conservadores", aunque se situó en algún lugar entre las categorías de "pensadores prehistóricos" y "procrastinadores" que los autores del estudio utilizaron para la más baja de sus tres franjas. Quienes obtuvieron una nota superior a 70 puntos fueron considerados "protectores" del medioambiente.

"Estoy profundamente convencido de que ninguna política es blanca o negra", afirma Radan Kanev. "Necesitamos gente como ustedes, los autores del informe, que aboguen por la máxima ambición.

Al mismo tiempo, creo que necesitan gente como yo que intente mediar, y evitar la máxima polarización de nuestro espectro político", indicó, en referencia a lo que consideró la imposibilidad de una estrategia climática estable en Estados Unidos, donde las próximas elecciones podrían llevar a un "derrocamiento total" de la política existente.

El legislador búlgaro se mostró especialmente crítico con la ampliación del sistema de comercio de emisiones de la Unión Europea, al transporte por carretera y a los edificios, donde se aplicará a partir de 2027 un precio del carbono basado en el consumo de combustibles fósiles; propuesta apoyada por la inmensa mayoría de los miembros del grupo del PPE.

"En mi opinión, hay muy pocas cosas más estúpidas que se hayan hecho a nivel político", señala Kanev. "Estoy seguro de que habrá un estallido muy violento de reacción antieuropea por parte de la opinión pública", sugiere el político búlgaro sobre el impacto que espera en su país de origen.

El grave peligro de no avanzar en el ámbito de la protección climática

 La eurodiputada belga de Los Verdes, Saskia Bricmont, advirtió del peligro de volver a las andadas en política medioambiental, ya que la agenda política de la UE se inclina hacia cuestiones económicas y de seguridad. 

"Lo que observo ahora es una reacción total", indica refiriéndose a sus oponentes en las próximas elecciones europeas. "Incluso los progresistas que votaron con nosotros en políticas climáticas, no están convirtiendo esto en una prioridad", declara la legisladora belga.

Chiara Martinelli, directora de Climate Action Network Europe, uno de los grupos impulsores de la encuesta, advirtió de que las próximas elecciones europeas podrían volver a marginar la política medioambiental. 

"Ahora es el momento de que los ciudadanos europeos se den cuenta de la posibilidad real de que el Parlamento Europeo esté lleno de pensadores 'prehistóricos', y de que salgan a votar a partidos que puedan proporcionar los 'protectores' del clima que tanto necesitamos para mejorar y reforzar el Pacto Verde Europeo", afirma.

William Todts, director de la alianza Transport & Environment, sugiere que Bruselas podría ser la única fuente de leyes de protección medioambiental para muchos Estados miembros de la Unión Europea. 

PUBLICIDAD

"La UE es una fuerza positiva en lo que respecta a la acción por el clima", señala Todts en un comunicado que acompañaba al informe de las ONG. "Desde coches limpios a impuestos sobre el carbono para aviones y barcos, la UE ha hecho lo que los Gobiernos nacionales no podían, o no querían hacer", afirma.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Hasta qué punto son verdes los manifiestos de los partidos que participan en las elecciones europeas?

Brusselas ¿te quiero? El Pacto Verde Europeo se hace local

El significado del Pacto Verde Europeo para el empleo y la economía