EventsEventos
Loader

Find Us

PUBLICIDAD

Politica de la UE. Más de dos tercios de los europeos "probablemente" votarán en los comicios de junio, según un sondeo

Las elecciones al Parlamento Europeo tendrán lugar entre el 6 y el 9 de junio.
Las elecciones al Parlamento Europeo tendrán lugar entre el 6 y el 9 de junio. Derechos de autor Jean-Francois Badias/Copyright 2024 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Jean-Francois Badias/Copyright 2024 The AP. All rights reserved.
Por Jorge Liboreiro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El 60% de los europeos dicen estar "interesados" o "muy interesados" en las elecciones europeas, un aumento de 11 puntos porcentuales desde la primavera de 2019.

PUBLICIDAD

Más de dos tercios de los ciudadanos de la Unión Europea dicen que es "probable" que voten en las próximas elecciones al Parlamento Europeo. Los resultados proceden de la última edición del Eurobarómetro, la encuesta oficial del Parlamento, que recogió las opiniones de más de 26.000 personas en los 27 Estados miembros.

Publicado el miércoles por la mañana, será el último sondeo de este tipo que se haga antes de las elecciones europeas en todo el bloque, que se celebrarán entre el 6 y el 9 de junio.

En total, el 71% de los encuestados se declara "probablemente" dispuesto a votar para elegir a sus representantes en el hemiciclo europeo, que tiene 720 escaños. Esto supone un aumento de 10 puntos porcentuales en comparación con el periodo previo a las elecciones europeas de 2019. En aquel momento, la participación alcanzó el 50,66%, rompiendo una trayectoria de años de descenso de la participación.

El 14% dice que "no es probable" que vote

Por el contrario, el 14% de los europeos han indicado que "no es probable" que voten, mientras que el 13% se mantiene "neutral". Los ciudadanos de Dinamarca (87%), Países Bajos (86%), Suecia (81%), Finlandia (79%) y Alemania (78%) registran los índices más altos de probabilidad de votar.

En algunos países, la probabilidad de votar ha aumentado con respecto a 2019, entre ellos la República Checa (del 39% al 58%), Rumanía (del 55% al 74%), Austria y Polonia (del 52% al 70% en ambos), Chipre (del 44% al 60%) y Eslovaquia (del 47% al 62%).

Bulgaria destaca como el único Estado miembro con un descenso significativo en la intención de voto, pasando del 57% en 2019 al 50% en 2024. Aun así, el aumento de la probabilidad de votar es una fuerte tendencia generalizada y corresponde con un creciente compromiso con las próximas elecciones: El 60% dice estar "interesado" o "muy interesado", un aumento de 11 puntos porcentuales desde la primavera de 2019.

Por otro lado, el 27% dice estar "poco interesado" y el 13% dice estar "nada interesado." El Eurobarómetro también pidió a los ciudadanos que calificaran la "importancia" que conceden a las elecciones: El 53% habló de "gran importancia", el 36% de "importancia media" y el 10% de "poca importancia".

El aumento del interés llega en un momento crucial para el bloque, mientras Ucrania lucha por contener los avances rusos en el campo de batalla, el conflicto entre Irán e Israel amenaza con desbordarse en una confrontación más amplia y las preocupaciones económicas que plantea China se convierten en acusaciones generalizadas de dumping.

El impredecible estado de los asuntos mundiales parece pesar mucho en los votantes: el 81% de los ciudadanos afirma que "el actual contexto internacional hace que votar sea aún más importante". Estas cifras demuestran que "los europeos son conscientes de que nos jugamos mucho en las urnas", dijo Roberta Metsola, presidenta del Parlamento Europeo. "Estas elecciones serán fundamentales porque decidirán qué dirección tomamos".

El Parlamento se ha visto afectado por varios escándalos: del 'Qatargate' a la propaganda prorrusa

El Eurobarómetro ofrece una visión general de cómo se sienten los ciudadanos de la UE respecto a la institución que elegirán directamente en junio, que en el lapso de unos pocos meses ha sido testigo de trascendentales votaciones sobre la reforma migratoria, la inteligencia artificial y la libertad de los medios de comunicación, y de una sonora demanda contra la Comisión Europea por el desbloqueo de fondos congelados a Hungría.

Sin embargo, el hemiciclo también se ha visto salpicado por un dañino escándalo que implica a un pequeño grupo de legisladores y asistentes que supuestamente aceptaron pagos en efectivo de Catar y Marruecos a cambio de un trato de favor. El llamado asunto 'Qatargate' desató un frenesí mediático, con periodistas siguiendo cada detención, incautación y confesión.

Más recientemente, el Parlamento se ha esforzado por contener las acusaciones de que algunos de sus miembros fueron pagados para difundir propaganda prorrusa. A pesar de la mala publicidad, la institución ha conseguido salir prácticamente indemne: el 41% de los encuestados tiene una imagen "positiva" del Parlamento, lo que supone un aumento de cinco puntos desde la última encuesta realizada entre septiembre y octubre.

Por su parte, el 40% afirma que su percepción es "neutra" y sólo el 18% "negativa", lo que supone la primera vez que la respuesta "positiva" supera a la "neutra".

Por países, Portugal (66%), Dinamarca (59%), Irlanda (59%) y Luxemburgo (53%) muestran los índices más altos de imagen "positiva". Hungría, país cuyo primer ministro ha sugerido que se reste poder al Parlamento, se inclina hacia el lado "positivo" (46%).

El bando "negativo" no es mayoritario en ningún Estado miembro, pero es notable en la República Checa (29%), Francia (28%), Austria (24%) y Eslovenia (22%). En conjunto, el 56% de los ciudadanos desearía que el Parlamento "desempeñara un papel más importante".

La encuesta también pedía a los participantes que señalaran los cuatro temas a los que desearían que se diera prioridad a partir de ahora.

La lucha contra la pobreza y la exclusión social (33%), la salud pública (32%), el apoyo a la economía y la creación de nuevos empleos (31%), y la defensa y la seguridad de la UE (31%) ocupan los primeros puestos, dejando al descubierto las sacudidas provocadas por las grandes crisis de los últimos años: la pandemia del COVID-19, la invasión rusa de Ucrania y los altos niveles de inflación.

Otros temas destacados son la lucha contra el cambio climático (27%), el futuro de Europa (26%), la migración y el asilo (24%), la democracia y el Estado de derecho (23%) y la política agrícola (23%).

PUBLICIDAD

Los resultados son bastante similares a los de la encuesta exclusiva de 'Euronews' realizada por Ipsos en marzo, que situaba la lucha contra la subida de precios, la reducción de las desigualdades sociales y el apoyo al crecimiento económico como las tres principales prioridades.

En un plano más filosófico, el Eurobarómetro planteó otra pregunta sobre los "valores" que los ciudadanos querrían que defendiera el Parlamento. ¿La respuesta? La paz y la democracia.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La izquierda centra en la vivienda uno de sus ejes de campaña para las Europeas

Talleres de creación de vídeos, para animar el voto de la Generación Z en las elecciones europeas

Teníamos esperanzas: Los activistas del clima reflexionan sobre la acción climática de la UE en medio de una reacción verde