Los policías franceses dicen basta ya y amenazan con sumarse a los chalecos amarillos

Los policías franceses dicen basta ya y amenazan con sumarse a los chalecos amarillos
Derechos de autor
REUTERS/Gonzalo Fuentes
Tamaño de texto Aa Aa

Hacer frente a la crisis de los “chalecos amarillos” ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia policial en Francia. Tras cinco durísimos fines de semana, los sindicatos policiales han anunciado medidas excepcionales de protesta si el Gobierno no responde a sus exigencias: entre estas, acabar con los recortes presupuestarios en seguridad y el pago de millones de horas extras realizadas por los agentes durante años.

Los policías dicen estar extenuados por las medidas de excepción que vive el país debido a la amenaza terrorista y a las movilizaciones, con frecuencia violentas, de las últimas semanas. Paradójicamente, las sirenas azules, como se ha bautizado a la protesta policial, podrían sumarse a los chalecos amarillos.

Uno de los sindicatos policiales ha pedido que se cierren todas las comisarías del país este miércoles, una amenaza que inquieta sobremanera al Ejecutivo. El ministro francés del Interior ha estimado en 275 millones de euros la deuda histórica del Estado francés por las horas extras que no ha pagado a la policía.