Última hora
This content is not available in your region

La incertidumbre se apodera del campo británico: ¿habrá manos para recoger la cosecha?

euronews_icons_loading
La incertidumbre se apodera del campo británico: ¿habrá manos para recoger la cosecha?
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Estamos en Kent, un condado conocido como el "Jardín de Inglaterra". Las bayas se cosechan en verano y se empaquetan durante todo el año, a medida que la fruta llega de países más cálidos

Ahora, por primera vez en una generación, los británicos han solicitado estos trabajos:

"De la noche a la mañana me quedé sin empleo, Fue un regalo del Cielo. Me han salvado. No sé de qué", explica Robert Mckellar, empaquetador de frutas.

Miles de trabajadores despedidos durante la pandemia han respondido a las ofertas de empleo de los productores de frutas del país. Pero la cosecha, el periodo en el que estas manos serán más necesarias, no tendrá lugar hasta dentro de cinco semanas, y para esas fechas la mayoría de estos trabajadores esperan haber regresado a sus antiguos empleos.

Como explica el agricultor Stephen Taylor, ha habido problemas en la cadena de suministro. "Todos estamos intentado distribuir la fruta a las tiendas", explica. Pero no siempre es posible. Recientemente, tuvo que arrojar 4 toneladas de frambuesas españolas porque los supermercados daban prioridad a otros bienes. La gran preocupación ahora es la fruta que empieza a estar madura,¿quién la recogerá?

“En este momento hay escasez de recolectores para el verano. El enigma ahora es, ¿van a poder venir? Cuando le preguntamos a los ingleses si pueden comprometerse a trabajar en junio, julio y agosto, la mayoría de ellos esperan volver a su empleo anterior. Entonces no pueden comprometerse para ese período. Y las personas de Europa del Este a las que ya hemos contratado para venir en ese período, no estamos seguros de que puedan viajar ; si van a querer hacerlo o si van a ser suficientes . Así que es la incertidumbre por lo que es tan difícil", explica Stephen Taylor, que dirige un invernado.

"La situación cambia constantemente y cada día aparecen nuevos problemas. La mayor pregunta para los productores de frutas en este país y, de hecho, en toda Europa, es ¿quién recogerá su cosecha cuando madure?", comenta el reportero Luke Hanrahan.

El año pasado, fue la amenaza del Brexit lo que afectó a los productores de frutas. Esta granja vecina, a diez millas de la carretera, tenía hasta cincuenta recolectores por día. Ahora, la escasez se ha agravado aún más, comenta Nick Marston, Presidente de Summer fruits.

"Confiamos en que cosecharemos todas las bayas este año, pero tendrá un costo adicional considerable: lo que realmente pedimos es apoyo para vender nuestros productos, ponerlos en los estantes, promocionarlos como siempre y saber que están allí para comprarlos".

Un problema que crece más rápido que la fruta. Los productores británicos ya luchan con las complicaciones causadas por el Brexit. Necesitan ocupar 90.000 empleos estacionales y están compitiendo con los agricultores de toda Europa.