Última hora
euronews_icons_loading
Un rosal de repudio en Copacabana para denunciar el medio millón de muertos por COVID en Brasil

Centenas de rosas rojas fueron "plantadas" este domingo la emblemática playa de Copacabana, en Río de Janeiro, en memoria de las 500.000 personas fallecidas por la COVID-19 en Brasil, uno de los países del mundo más afectados por la pandemia.

La arena de Copacabana se transformó en un rosal en repudio al "modo con el que el Gobierno" del presidente Jair Bolsonaro y "parte de la sociedad ha tratado la pandemia desde el inicio la crisis sanitaria", según destacó la ONG Río de Paz, organizadora de la protesta.

Brasil sobrepasó el sábado la marca de los 500.000 muertos por coronavirus.

El gigante latinoamericano se convirtió así en el segundo país del mundo en superar el medio millón de muertes por la pandemia, por detrás de Estados Unidos, que el pasado 15 de junio superó los 600.000 fallecidos.

"La sociedad y el poder público brasileño necesitan con celeridad responder una cuestión de vital importancia para que no sé repitan nunca más tragedias de esa naturaleza: ¿dónde erramos?", cuestionó el presidente de Río de Paz, Antonio Carlos Costa.

Y ese mismo lema "¿dónde erramos?" se recogía en una pancarta que denuncibaba el medio millón de muertos.