This content is not available in your region

Sáhara Occidental | Un referéndum cada vez más lejano

Access to the comments Comentarios
Por Enrique Barrueco
euronews_icons_loading
El secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, se niega a que el Sáhara Occidental pase a estar bajo bandera de Marruecos
El secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, se niega a que el Sáhara Occidental pase a estar bajo bandera de Marruecos   -   Derechos de autor  AFP

Tan solo tres meses pasaron desde que Marruecos invadió en noviembre de 1975 la colonia española del Sáhara hasta que España la abandonó en febrero de 1976.

El entonces rey de Marruecos Hassan II, envió trescientos cincuenta mil civiles respaldados por su ejército con el apoyo de Estados Unidos.

Desde entonces distintos planes de arreglo de la ONU y resoluciones de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad no han conseguido hacer avanzar el territorio hacia un referéndum de autodeterminación en el que los saharahuis decidieran su independencia o su inclusión en Marruecos.

Pese a que Marruecos negoció con el Frente Polisario el llamado Plan de Arreglo aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU en 1990, que reconocía el referéndum para determinar la independencia o su integración en Marruecos este no se ha realizado nunca.

El Sáhara Occidental, conocido como “la última colonia de África”, es un desierto de 266.000 kilómetros cuadrados en una región rica en fosfatos con una costa de enorme riqueza pesquera en el Océano Atlántico.

Marruecos, Frente Polisario, Argelia y Mauritania mantienen posiciones que no han logrado ningún avance desde 1975, fecha en la que Marruecos ocupó de hecho cerca del 80 por ciento de la antigua colonia española. Una presencia calificada de "ocupación ilegal" por la ONU.

La Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental concluyó la elaboración del censo en 2000. El veto de Francia en el Consejo de Seguridad impide que se de el paso de convocar la consulta.

La postura de Mohamed VI niega ahora cualquier solución que no sea la incorporación del Sáhara Occidental a su soberanía con una posterior autonomía de términos no definidos.

El Polisario mantiene la exigencia de un referéndum de autodeterminación para el Sáhara Occidental que Marruecos también había aceptado sobre el papel en 1991.

El movimiento del Gobierno de Pedro Sánchez aviniéndose a la solución marroquí, que incluye formalmente la negociación entre las partes, se ha encontrado con la oposicion del Frente Polisario que recalca que la presencia de Marruecos en el Sáhara Occidental es una “ocupación ilegal” para las Naciones Unidas y que el Tribunal de Justicia de la UE dictaminó que el Sáhara Occidental no forma parte de Marruecos.

La propuesta de autonomía de Marruecos sería para el Polisario de facto una propuesta de integración territorial del Sahara Occidental dentro de Marruecos.

Para el frente Polisari_o "Cualquier solución del conflicto que no pase por las urnas y que no dé la voz al pueblo saharaui fracasará"_.