This content is not available in your region

Arthur Rambo o el ascenso y caída de un joven por sus palabras en las redes sociales

euronews_icons_loading
Arthur Rambo o el ascenso y caída de un joven por sus palabras en las redes sociales
Derechos de autor  euronews
Por Frédéric Ponsard  & Euronews

Laurent Cantet vuelve a la 'gran pantalla'. El director obtuvo la Palma de Oro en 2008 con 'Entre les murs', estrenada en España con el título ‘La clase’. El estadounidense Sean Penn era el presidente del jurado en aquella edición del festival de Cannes.

Su premiada película nos sumerge en la vida cotidiana en un instituto, en los suburbios parisinos. Cantet suele inspirarse en la realidad o en diversos acontecimientos para examinar mejor nuestra sociedad contemporánea.

El reconocido director francés regresa al cine, este año, con Arthur Rambo, inspirada en la historia de un joven del extrarradio de París. Un hombre conocido en los medios de comunicación, cuyo pasado resurgió en 2017 en forma de tuits homófobos y antisemitas, precipitando su caída.

Cantet sacó de esta historia el personaje ficticio de Karim, alias Arthur Rambo en las redes sociales.

"Eligió un seudónimo que, para mí, ya representa el retrato del personaje. Están las ambiciones literarias, Arthur Rimbaud, y luego está Rambo, esa ira, esa violencia... Está realmente en la encrucijada de estas dos personalidades", declara Laurent Cantet.

Dos facetas antinómicas que remiten a la complejidad de la sociedad francesa, golpeada por los atentados que se produjeron en la sede del semanario Charlie Hebdo y en la sala de espectáculos Bataclan. Una sociedad en la que los jóvenes de origen inmigrante tienen, a menudo, dificultades para encontrar un espacio legítimo.

"El estatus de tránsfuga social que suelen tener estos jóvenes es un estatus muy frágil. Han luchado para convertirse en escritores, por ejemplo, como ocurre en el caso de Karim, el protagonista de la película, y al mismo tiempo, él sabe muy bien que no pertenece a ese nuevo mundo que está muy contento de acogerlo", añade el director francés.

El ascenso es meteórico. La caída será igual de meteórica. Pero Cantet no juzga a Karim D., más conocido como Arthur Rambo. Ni monstruo ni víctima. El personaje es, simplemente, confrontado con la responsabilidad de sus actos y la espiral de las redes sociales.

"Espero que la película trate claramente de la responsabilidad de escribir, ya sea en las palabras que publicó y que le hicieron famoso, pero también en esos tuits que escribe en apenas unos segundos... Una palabra nunca es insignificante. Y, sobre todo, no se borra. Internet tiene una memoria infinita", concluye Laurent Cantet.

La película acaba de estrenarse en los cines de Francia y Portugal. En primavera llegará a la gran pantalla de otros países del Viejo Continente.