EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
Los desplazados disfrutan de un momento de alegría
Ultima actualización:

Video. Un poco de agua en el "horno" sirio

Niños sirios desplazados se refrescan en una piscina improvisada en medio de altas temperaturas, que sobrepasan los 40 grados celsius, en un campamento para desplazados internos en Zardana, en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, controlada por los rebeldes yihadistas en guerra contra el Gobierno de Bachar al Asad.

Niños sirios desplazados se refrescan en una piscina improvisada en medio de altas temperaturas, que sobrepasan los 40 grados celsius, en un campamento para desplazados internos en Zardana, en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, controlada por los rebeldes yihadistas en guerra contra el Gobierno de Bachar al Asad.

Con tan solo tiendas de campaña para protegerse del calor, los residentes del campamento dicen "se siente como si estuvieras dentro de un horno, el calor es insoportable".

"La situación dentro de las tiendas es miserable. La temperatura fuera de la tienda es de 45 grados, pero dentro de la tienda es de 47-48 grados, especialmente para aquellos que tienen una tienda y cocinan dentro. Ha habido varios casos de desmayos de bebés recién nacidos y los trasladamos a hospitales", denuncia un desplazado.

El ingenio ante la falta de medios

Y frente a la adversidad y a la falta de medios, queda el ingenio como explica otra persona desplazada .

 “Se nos ocurrió la idea de hacer un aire acondicionado para que los niños no sufran con estas altas temperaturas. Yo lo hice de un barril de chatarra sin aceite, y un ventilador de un carro de chatarra, una batería, y rociando agua hicimos un acondicionador de aire para refrescar a los niños con estas altas temperaturas."

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Últimos vídeos

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD