Última hora

La cumbre del G7 convertida en reunión de multitud

La cumbre del G7 convertida en reunión de multitud
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

En la cumbre del G7 en Biarritz, los siete más poderosos del planeta se convirtieron este domingo en multitud. Emmanuel Macron, en su papel de anfitrión invitó al encuentro a otros muchos mandatarios.

Esta decisión ha sido criticada por el entorno de Donald Trump, que la calificado de "salida de pista" del presidente francés. Más aún por la llegada sorpresa a Biarritz del ministro iraní de Exteriores, Mohamad Javad Zarif. Un golpe de efecto con el que Macron ha intentado forzar el diálogo con Irán y rebajar la tensión entre Washington y Teherán.

Aún no está claro si el presidente estadounidense estaba al corriente de la llegada de Zarif. En cualquier caso, evitó hacer comentarios. El ministro iraní comentó, por su parte, que "merece la pena intentarlo".

Pipa de la paz entre Donald Tusk y Boris Johnson

Mientras tanto, Boris Johnson y el presidente saliente del Consejo Europeo, Donald Tusk, fumaron juntos la pipa de la paz. Se reunieron para demostrar, en palabras del líder británico, que la amistad con la Unión Europea sobrevivirá al Brexit.

"Es la prueba de que la cercanía entre el Reino Unido y nuestros amigos europeos, sobrevivirá más allá del 31 de octubre, pase lo que pase", señaló Johnson.

"No podría estar más de acuerdo", respondió Tusk, tras largos segundos de reflexión.

Trump promete al Reino Unido "el más grande acuerdo comercial"

En el río revuelto del Brexit, Donalt Trump ha venido a pescar, reiterando su promesa de cerrar un acuerdo histórico con los británicos en cuanto salgan de la Unión Europea.

"Va a haber un gran acuerdo comercial, el más grande que jamás hemos tenido con el Reino Unido. Y ahora, no tendrán obstáculos. No tendrán el ancla atada alrededor del tobillo", señaló durante una reunión con Johnson.

Macron intenta convertirse en mediador y figura de equilibrio en tiempos de crisis

Los incendios devastadores en Amazonia y la guerra comercial entre China y Estados Unidos, con el temor de que sea el desencadenante de una recesión económica mundial, están siendo los otros temas de esta cumbre del G7, que entra este lunes en su última jornada.

Macron ha querido convertirse en mediador y figura de equilibrio, abriendo el cerrado círculo de los más poderosos del planeta a otros líderes, que asistieron el domingo a un banquete. Entre ellos, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que acudió acompañado por su esposa, Begoña Gómez.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.