EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Los impuestos más extraños del mundo: Desde arándanos a tirar de la cadena

Un cubo de arándanos se ve en Blueberry Bottom Farm en Brighton, Iowa, el sábado 22 de julio de 2023.
Un cubo de arándanos se ve en Blueberry Bottom Farm en Brighton, Iowa, el sábado 22 de julio de 2023. Derechos de autor Jim Slosiarek/AP
Derechos de autor Jim Slosiarek/AP
Por Indrabati Lahiri
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

De los arándanos a los piercings, pasando por la comida basura y los impuestos de aprobación de nombres de bebés, Euronews Business reflexiona sobre las tarifas inusuales en todo el mundo.

PUBLICIDAD

Los impuestos son una parte inevitable, aunque algo indeseada, de la mayoría de nuestras vidas. Algunos de los impuestos más comunes son el impuesto sobre la renta, el impuesto sobre los dividendos, el impuesto sobre bienes inmuebles y el impuesto sobre las ventas, entre otros. Varios países también gravan sucesiones, plusvalías a corto y largo plazo, impuestos especiales y primas de seguros.

Pero, ¿pagaría usted un impuesto sobre la comida basura? ¿Y un impuesto sobre el nombre de los bebés? ¿O un impuesto sobre el número de veces que se tira de la cadena? Éstos y otros impuestos extraños podrían hacerle reflexionar y volver a apretar el cinturón. Estos son algunos de los impuestos más extraños del mundo:

Impuesto sobre los arándanos

El impuesto sobre los arándanos se aplica principalmente en el estado de Maine, famoso por sus arándanos. Por ello, el estado de Maine ha implantado el impuesto sobre los arándanos, que actualmente se cobra a un céntimo y medio por libra de arándanos silvestres. El principal objetivo es evitar la sobreexplotación de la fruta, que sería perjudicial para la economía del estado. Este impuesto se divide entre el procesador y el cultivador de la fruta.

Sin embargo, la Comisión de Arándanos Silvestres de Maine se ha opuesto recientemente a esta medida. Aduce el aumento de los tipos de interés, los costes laborales y la inflación, que están mermando los márgenes de beneficio de los arándanos.

También preocupan el cambio climático, la volatilidad de los precios y el aumento de la competencia. La Comisión ha pedido una pausa temporal de un año en el impuesto sobre los arándanos, para dar a la industria la oportunidad de volver a encontrar su equilibrio.

Impuesto sobre los robots

El impuesto sobre los robots es un impuesto surcoreano aplicado desde 2017. En efecto, ha recortado drásticamente las exenciones fiscales para las inversiones en robótica, para tratar de frenar la pérdida de empleos causada por los robots en las industrias. Estas pérdidas de empleo no solo son perjudiciales para los trabajadores y sus familias, sino también para el gobierno en su conjunto, al reducir los ingresos fiscales porque, por supuesto, los robots no pagan impuestos.

Adam Pennington, abogado laboralista del bufete Stephensons, lo explica en su página web: "Desde la perspectiva del empresario, sustituir a las personas por robots en el lugar de trabajo tiene una serie de ventajas significativas.

"Un robot no presentará una demanda por despido improcedente o discriminación, ni necesitará contables para calcular las deducciones fiscales específicas y los salarios mensuales. Un robot podría permitir a una empresa generar unos ingresos mucho mayores y, al mismo tiempo, no tener que preocuparse de las normativas y protecciones que impedirían que se interpusieran demandas judiciales contra ellos.

"Me temo que en un futuro no muy lejano, los empleados menos cualificados se enfrentarán a la peor parte de los despidos a medida que sus puestos de trabajo sean ocupados por robots, mientras que los empleados con mayores cualificaciones, conjuntos de habilidades y experiencia tienen posiblemente menos probabilidades de ser despedidos."

Impuesto sobre los eructos de vaca

El impuesto sobre los eructos de vaca fue una medida de corta duración en Nueva Zelanda, propuesta originalmente por la ex primera ministra Jacinda Ardern. Se sugirió principalmente para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero como el metano, en las que la industria agrícola suele desempeñar un papel importante.

Sin embargo, fue objeto de una fuerte oposición, debido a que los agricultores de Nueva Zelanda ya son considerablemente más eficaces en materia de emisiones de carbono que en la mayoría de los demás países. Los críticos también han subrayado que imponer más impuestos sobre las emisiones a los agricultores sin un plan claro ni herramientas accionables sobre cómo reducirlas probablemente causará más pérdidas de empleo, un aumento de los precios de los alimentos y una reducción de los ingresos de exportación.

Esto llevó a Nueva Zelanda a abolir recientemente el impuesto sobre los eructos de las vacas, y el ministro de Agricultura del país, Todd McClay, afirmó en un comunicado: "El Gobierno se ha comprometido a cumplir sus obligaciones en materia de cambio climático sin cerrar las granjas neozelandesas. No tiene sentido enviar empleos y producción al extranjero, mientras países menos eficientes en carbono producen los alimentos que el mundo necesita".

"Por eso estamos centrados en encontrar las herramientas prácticas y la tecnología para que nuestros agricultores reduzcan sus emisiones de una manera que no reduzca la producción o las exportaciones".

Impuesto sobre las patatas fritas

El impuesto húngaro sobre los productos de salud pública, conocido coloquialmente como impuesto sobre las patatas fritas, grava una variedad de comida basura con alto contenido en sal, azúcar y otros ingredientes comúnmente considerados poco saludables. Se impuso para tratar de incentivar a la población hacia opciones más saludables, así como para reducir la obesidad entre los adolescentes.

Aprobado en 2011, consiste en un impuesto especial del 4% sobre los alimentos y bebidas envasados, incluidos dulces, condimentos, refrescos, patatas fritas y mermeladas de frutas.

PUBLICIDAD

Otros países, como México, también tienen un impuesto sobre la comida basura, en este caso un gravamen del 8%, aplicado en 2013 sobre artículos como dulces, alimentos procesados a base de cereales, mantequillas de frutos secos y aperitivos, todos ellos clasificados como no esenciales.

La India también tiene un impuesto sobre las grasas en algunos estados, como Kerala y Gujarat, que grava alimentos como hamburguesas y pizzas.

Barry Popkin, investigador de políticas de nutrición de la Universidad de Carolina del Norte, afirmó, según recoge Vox: "Puede que gastemos entre el 5% y el 7% de nuestro presupuesto alimentario en bebidas azucaradas, pero gastamos otro 15% o 20% en comida basura. Si tomamos un país como EE.UU., entre el 33% y el 57% de las calorías que ingieren los adolescentes proceden de la comida basura".

Impuesto sobre los nombres de bebés

El impuesto sueco sobre los nombres de bebé grava los nombres extravagantes, especialmente los más difíciles de pronunciar. Los padres pueden verse obligados a desembolsar unos 770 dólares (717,06 euros) por este tipo de nombres.

PUBLICIDAD

Algunos nombres, como "Alá" e "Ikea", están totalmente prohibidos, mientras que otros ligeramente inusuales, como "Lego" y "Google", siguen aceptándose. Nombres como Veranda, Metallica y Superman no están permitidos.

Los nombres de los niños suecos deben ser aprobados por la agencia tributaria del país antes de que el niño cumpla cinco años. Japón y Francia prohíben los nombres vergonzosos o humillantes, mientras que Nueva Zelanda prohíbe el uso de cualquier título oficial como nombre.

Impuesto sobre las cisternas

La tasa por descarga de inodoro es un impuesto del estado estadounidense de Maryland que grava el número de veces que los residentes tiran de la cadena. El dinero recaudado se destina a restaurar la bahía de Chesapeake, muy afectada por el aumento de algas que viven del fósforo y el nitrógeno. Implantada en 2004, empezó costando 30 dólares (28 euros), antes de duplicarse en 2012.

En 2017, Alison Prost, de la Fundación de la Bahía de Chesapeake, declaró a CBS News: "Estamos viendo cómo mejora la claridad del agua, vemos que la cobertura de hierba de la bahía es cada vez mayor cada año, y el año pasado, aunque tuvimos zonas con poco oxígeno, no tuvimos ninguna zona sin oxígeno por primera vez en una década. Está funcionando".

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿A qué distancia estamos de pagar impuestos en criptomonedas en Europa?

¿Dónde paga la clase media los impuestos más altos y más bajos de Europa?

¿En qué lugar de Europa se pagan los impuestos más altos?