EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Los delincuentes que robaron cactus en Chile denunciados por una ONG: Especie en peligro de extinción

Andrea Cattabriga, presidente de ABC, examina los cactus raros que cultiva en su invernadero de San Lazzaro di Savena (Italia) en 2021.
Andrea Cattabriga, presidente de ABC, examina los cactus raros que cultiva en su invernadero de San Lazzaro di Savena (Italia) en 2021. Derechos de autor AP Photo/Trisha Thomas
Derechos de autor AP Photo/Trisha Thomas
Por Isabella Kaminski
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Una organización conservacionista italiana ha demandado a dos personas implicadas en un caso de contrabando de cactus por perjudicar su labor de apoyo a la biodiversidad.

PUBLICIDAD

Dos hombres se enfrentan actualmente a un juicio penal en Italia por presunta caza furtiva y contrabando de algunos de los cactusmás amenazados del mundo desde el desierto chileno de Atacama a Europa.

El fiscal de Ancona acusa a Andrea Piombetti y Mattia Cresentini de importar y exportar cactus amenazados sin los permisos necesarios.

Piombetti, en concreto, habría arrancado él mismo más de 900 cactus de su hábitat natural en repetidos viajes a Chile.

Esto es ilegal según las leyes italianas que aplican la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), cuyo objetivo es garantizar que ninguna especie silvestre "sea o siga siendo objeto de explotación insostenible". Entre las plantas bajo su protección figuran las suculentas raras.

Especies raras de cactus muy demandadas en el mercado negro

La demanda es consecuencia de una investigación llevada a cabo con éxito en 2021, denominada Operación Atacama, en la que las fuerzas del orden descubrieron cactus de los géneros Eriosyce y Copiapoa en casa de un presunto contrabandista en Ancona. Estas especies raras están muy solicitadas en el mercado negro.

Al parecer, los contrabandistas enviaban los cactus desde Chile a contactos en Grecia y Rumanía, que redirigían los envíos a Italia. Pretendían vender estas plantas a una red de compradores de toda Europa y Asia.

Carabinieri italianos (policía militar) envuelven cactus confiscados para enviarlos de vuelta a Chile, en Milán, abril de 2021.
Carabinieri italianos (policía militar) envuelven cactus confiscados para enviarlos de vuelta a Chile, en Milán, abril de 2021.Carabinieri via AP

Devolver las plantas a su lugar de origen fue una tarea espinosa, en la que intervinieron las autoridades de Chile e Italia, así como la UE y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Contaron con la ayuda de la organización conservacionista italiana 'Associazione per la Biodiversità e la sua Conservazione' (ABC), cuyo presidente Andrea Cattabriga es experto en cactus.

"La Policía me envió las fotos y reconocí su importancia", afirma. "Encontré la oportunidad de trasladar todas las plantas de la casa... al Jardín Botánico de Milán".

Después organizó la logística y el embalaje para enviar los cactus sanos y salvos a Chile.

El comercio ilegal de cactus perjudica tanto a las especies como a los ecosistemas

Según Cattabriga, el comercio ilegal de cactus perjudica enormemente tanto a especies concretas como al ecosistema en general.

"La recolección de unos pocos ejemplares puede afectar realmente a las especies que podrían enfrentarse a la extinción. Pero cada forma viva en el desierto es importante porque es un entorno muy selectivo donde la biodiversidad es muy compleja".

Ahora se ha permitido a ABC presentar una demanda civil en el caso penal.

Sostiene que la caza furtiva y el contrabando perjudicaron su labor en la punta de lanza de la conservación de los cactus, dificultando la protección de las especies en la naturaleza y el fomento de la producción legal sostenible en viveros. Esto se conoce en términos jurídicos como "daño moral".

Cattabriga, experto en cactus raros, fue llamado por los Carabinieri en febrero de 2020 como consultor para examinar miles de cactus robados del desierto de Atacama, en Chile.
Cattabriga, experto en cactus raros, fue llamado por los Carabinieri en febrero de 2020 como consultor para examinar miles de cactus robados del desierto de Atacama, en Chile.Trisha Thomas/AP

La idea de presentar una demanda partió de la ONG 'Conservation Litigation', que ha venido prestando apoyo jurídico y científico.

PUBLICIDAD

Según Maribel Rodríguez Valero, cofundadora y directora ejecutiva de 'Conservation Litigation', las demandas por daños morales son habituales en pleitos por contaminación a gran escala o vertidos de petróleo, pero ahora "se están probando poco a poco" en delitos relacionados con el comercio de especies silvestres.

La primera demanda de este tipo en Europa, que Valero sepa, se produjo en 2015, cuando un tribunal belga aceptó que la misión de una organización de protección de aves se había visto perjudicada por la caza ilegal.

El tribunal concedió inicialmente una indemnización simbólica de tan solo un euro, pero en apelación se elevó a 15.000 euros.

En el segundo caso, los pescadores furtivos de peces amenazados en el parque nacional de Calanques, Francia, así como los restaurantes y pescaderías que compraban el pescado, tuvieron que pagar a las autoridades del parque un total de 35.000 euros por los daños causados a su misión, marca y reputación.

PUBLICIDAD

La próxima vista del pleito de los cactus debía celebrarse en junio, pero se ha aplazado hasta octubre. Si los dos hombres son declarados culpables por un juez de los cargos penales, entonces se discutirá si se les debe una indemnización y a cuánto asciende.

'ABC' afirma que destinará el dinero que reciba a apoyar la conservación de los cactus.

Creciente tendencia a litigar por la biodiversidad

'Conservation Litigation' quiere sentar un precedente sólido de que las personas que dañan un ecosistema pueden ser consideradas responsables de restaurarlo.

Forma parte de una tendencia creciente de litigios sobre biodiversidad en todo el mundo, en los que se intenta responsabilizar jurídicamente a organismos públicos y privados de la pérdida de biodiversidad.

PUBLICIDAD
Se trata de tomar medidas para recuperarse. En algunos casos, podemos prever que el infractor intervenga, pero rara vez es lo más adecuado.

Es más probable que las acciones de restauración las lleve a cabo la autoridad gubernamental responsable o una ONG como ABC que tenga competencia técnica
Jacob Phelps
Codirector ejecutivo de 'Conservation Litigation'

"No se trata de ganar dinero", afirma Jacob Phelps, codirector ejecutivo de Conservation Litigation e investigador principal del laboratorio de gobernanza de la conservación de la Universidad de Lancaster.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

De los elefantes de Borneo a los cactus chilenos: 1.000 nuevas especies en la lista de peligro de extinción

"La mayor recuperación de una especie felina jamás alcanzada": El lince ibérico, salvado de la extinción

Una ciudad alemana vota en referéndum a favor de sacrificar palomas, ante la indignación de los defensores de los animales