Video

euronews_icons_loading
El Salón Aeronáutico de Dubái abre sus puertas a una industria en plena recuperación

Las aerolíneas se preparan para perder unos 10 000 millones de euros

El Salón Aeronáutico bienal de Dubái se inauguró el domingo 14 de noviembre de 2021 con la idea de mostrar un sector de la aviación duramente afectado por la COVID-19, pero en vías de recuperación.

Boeing y Airbus han sido tradicionalmente las estrellas de la ‘Feria de la aviación’, compitiendo por las multimillonarias compras de las aerolíneas de la región del golfo Pérsico y ultimando detalles, minutos antes de las correspondientes ruedas de prensa.

Los organizadores esperaban que el evento, de cinco días de duración, resultara más ‘tranquilo’, debido a la escasez de vuelos y viajes por el impacto de la pandemia de coronavirus.

El primer día de la cita aeronáutica atrajo las miradas hacia el material de defensa y militar de países como Rusia e Israel.

La estrella en la pista de aterrizaje, fuera de la sala de exposiciones, fue el avión de combate 'Checkmate' de Rusia, que se mostró a la prensa en un hangar construido a medida, con un impresionante despliegue de ‘luces láser’ que rebotaban en un techo de espejos.

El avión, con un precio base de 31 millones de euros, es un competidor, menos costoso, del F-35 estadounidense, que los Emiratos Árabes Unidos han intentado adquirir desde que reconocieron formalmente a Israel el año pasado, en un acuerdo auspiciado por la Administración Trump. Esa venta se ha ralentizado bajo el mandato de Joe Biden.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se paseó por la pista cerca del estand de la emblemática empresa aeroespacial brasileña Embraer. Bolsonaro inspeccionó el interior del enorme avión de transporte C-390 Millennium de la compañía. Sonriente, saludó a una multitud de periodistas.

Uno de los acuerdos comerciales más importantes alcanzados por Airbus fue la venta de 255 nuevos aviones a varias compañías de ‘bajo coste’ de Indigo Partners.

Con este acuerdo, la aerolínea Wizz Air adquiere 102 nuevos aparatos, la estadounidense Frontier 91, la mexicana Volaris 39 y la sudamericana JetSmart 23.

El paquete incluye una mezcla de aviones A321neo y A321XLR.

Teniendo en cuenta la lista de precios de Airbus, antes de la pandemia, el pedido superaría con creces los 26 000 millones de euros. La compañía declinó dar detalles sobre el precio de venta de los aviones.

La ‘feria aérea’ se celebró cerca del aeropuerto internacional de Al Maktoum, un segundo ‘centro de operaciones’ más pequeño que el aeropuerto principal de Dubái, que es el más concurrido del mundo para los viajes internacionales.

Con la implantación del pasaporte de vacunación en muchos países del mundo, el sector aéreo, en su conjunto, se está recuperando de las pérdidas netas de aproximadamente 122 000 millones de euros, registradas en 2020.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo prevé una pérdida neta de 10 000 millones de euros para las aerolíneas en 2022, y casi 46 000 millones de euros en el ejercicio de 2021.

Aunque el panorama de los viajes comerciales sigue siendo incierto, debido a los efectos de la pandemia, los volúmenes de carga ya están por encima de los niveles anteriores a la aparición de la COVID-19. Algunas aerolíneas han eliminado los asientos de algunos de sus aviones, destinados al transporte de personas y han transformado sus aeronaves en aviones de carga.

Ante esta creciente demanda, Boeing ha anunciado sus planes de añadir tres ‘líneas de conversión’, una en el Reino Unido y dos en Canadá, para transformar aeroplanos comerciales en aviones de carga.

Además, Boeing firmó un pedido con Icelease para 11 de sus modelos 737 de carga.