Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Escalada en la guerra del vino entre Francia y Estados Unidos

Montaje de archivo de ambos presidentes
Montaje de archivo de ambos presidentes -
Derechos de autor
Reuters
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Las relaciones entre Donald Trump y Emmanuel Macron siguen envenenándose. El presidente estadounidense reaccionó con virulencia al impuesto GAFA a los gigantes de Internet (Google, Amazon, Facebook, Apple entre otros) anunciado por París, y amenazó con un impuesto al vino francés para responder a la "estupidez" de Macron.

Por otra parte Trump, que es abstemio, precisó más tarde ante la cámaras que "siempre le gustaron más lis vinos estadounidenses que los vinos franceses, incluso aunque no beba vino". Simplemente me gusta su aspecto. OK. Los vinos estadounidenses son buenísimos" y atacó la decisión de Francia de poner impuestos a empresas estadounidenses.

Pues bien, el Gobierno francés parece haber optado por la escalada.

El ministro de Agricultura Didier Guillaume ha declarado esta mañana a la cadena BFMTV que el razonamiento del presidente estadounidense es estúpido.

"Es es la tercera vez que el Presidente de Estados Unidos amenaza con un impuesto (al vino), la tercera vez en un año, veremos si lo hace ahora", dijo Guillaume.

Un razonamiento estúpido

"Claro que temo al impuesto, pero es absurdo. Es absurdo, como debate político y económico, decir 'ustedes gravan a los GAFA, nosotros gravaremos su vino', es completamente estúpido", dijo el ministro.

"Es estúpido ¿Por qué? Porque ponemos impuestos a los GAGA simplemente porque obtienen enormes beneficios, de millones o miles de millones de euros o dólares, haciendo que la gente trabaje aquí y no hay razón para que no paguen impuestos", añadió el ministro Guillaume.

El vino es algo completamente diferente, dijo el ministro "es un intercambio, un intercambio comercial".

"El vino americano no es mejor que el francés", dijo también el ministro, quien consideró "inaceptables" los comentarios del presidente estadounidense sobre "la estupidez de Macron".

Por su parte el ministro de Economía Bruno Le Maire ha dicho que siguen adelante con su plan, aunque en un tono mucho menos agresivo, diciendo que quieren ir "de la mano" con los "amigos estadounidenses" y esperando que entiendan que no es un ataque a EEUU. En cuanto a la polémica por los impuestos al vino ha pedido que no se mezclen los dos asuntos.

Para Donald Trump las "maravillosas" empresas tecnológicas son estadounidenses y sólo deberían pagar impuestos a EEUU.

Una relación rota

La idílica relación de los primeros meses entre Macron y el presidente estadounidense se rompió bruscamente hace tiempo por diferencias en cuestiones como la Defensa europea y desde entonces Trump no ha dudado en atizar con dureza a Macron sobre diferentes asuntos. Las amenazas con el vino francés han sido una de las armas utilizadas más frecuentemente.

En general Macron siempre a tratado de contemporizar tras los ataques.

Habrá que estar muy atentos al contraataque estadounidense. Posiblemente tenga lugar en la temible cuenta de Twitter de Donald Trump.

De momento hoy mismo ya ha disparado su primer cartucho en dirección de China, de la que ha dicho que "ha perdido 5 millones de empleos y dos millones de empleos industriales por los impuestos de Trump" añadiendo que "Trump ha puesto China a sus pies." Con un lenguaje inimaginable en la diplomacia anterior a Trump.