EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

¿Cuál es la mejor dieta para mantener la biodiversidad y mejorar nuestra salud?

Por suerte, la dieta que más favorece la biodiversidad y la seguridad alimentaria es una con la que probablemente esté familiarizado.
Por suerte, la dieta que más favorece la biodiversidad y la seguridad alimentaria es una con la que probablemente esté familiarizado. Derechos de autor Brooke Lark
Derechos de autor Brooke Lark
Por Rebecca Ann Hughes
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Según un estudio publicado el mes pasado, seguir esta dieta puede combatir "la doble carga del cambio climático y las enfermedades no hereditarias".

PUBLICIDAD

Nuestra elección de dieta tiene importantes consecuencias para el medio ambiente y el cambio climático.

Ahora que la sequía y las enfermedades amenazan los sistemas alimentarios, es crucial que intentemos cambiar las cosas con lo que comemos.

Por suerte, la dieta que más favorece la biodiversidad y la seguridad alimentaria es una con la que probablemente esté familiarizado.

Según un estudio publicado el mes pasado, seguir esta dieta puede combatir "la doble carga del cambio climático y las enfermedades no transmisibles".

¿Cómo afectan al medio ambiente nuestras elecciones alimentarias?

Se prevé que la población mundial aumente hasta los 10 900 millones a finales de siglo. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) calcula que la producción de alimentos deberá aumentar casi un 50% para satisfacer la demanda.

Es probable que esto dificulte el crecimiento sostenible y ejerza presión sobre los recursos naturales.

Según un nuevo estudio publicado en Advances in Nutrition, los sistemas agrícolas y alimentarios actuales "se consideran uno de los principales motores de la degradación medioambiental y el cambio climático".

Los científicos griegos responsables del estudio añaden que la producción agrícola ocupa aproximadamente el 40% de la tierra mundial. La ganadería y el cultivo de alimentos para el ganado representan el 75% de toda la superficie agrícola.

Por ello, el uso de irrigación, fertilizantes y pesticidas podría causar el agotamiento de los recursos naturales y la degradación del medio ambiente, afirman los investigadores.

"Además, la producción de alimentos constituye el principal consumidor de agua dulce y es responsable de hasta el 30% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero".

¿Qué dieta es mejor para el medio ambiente?

Ante esta situación crítica, el estudio ha analizado los beneficios relativos de las distintas dietas para el desarrollo sostenible y la seguridad alimentaria.

Los científicos, procedentes de varias universidades e instituciones griegas, compararon la dieta mediterránea con las dietas "de tipo occidental" de Bélgica, Suiza, Alemania, Austria, Dinamarca y Suecia.

Su investigación concluyó que la dieta mediterránea es la mejor para nuestro planeta. Utilizada en países como Italia, Chipre y Grecia, resultó ser la más favorable para la biodiversidad y la diversidad de plantas alimenticias.

La dieta mediterránea es la mejor para la biodiversidad

La dieta mediterránea es rica en alimentos de origen vegetal, como verduras, frutas y cereales, aunque varía mucho de un país a otro. También suele ser baja en el consumo de productos animales.

Esto significa que tiene ventajas para nuestra salud, como la reducción del riesgo de enfermedades crónicas, así como un bajo impacto medioambiental.

El estudio demostró que la biodiversidad agrícola y la diversidad en variedades y especies de plantas alimenticias eran mayores en la dieta mediterránea que en los patrones dietéticos de tipo occidental.

Los investigadores también descubrieron que la dieta "se asocia a menores emisiones de gases de efecto invernadero, consumo de agua, uso de la tierra y necesidades energéticas".

La dieta occidental -que según los científicos contiene mucha carne, lácteos y alimentos procesados- se basa en métodos de producción agrícola que "dañan los ecosistemas, incrementan el uso de combustibles fósiles y aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero".

PUBLICIDAD

El estudio concluye que adoptar la dieta mediterránea podría ayudar a establecer un medio ambiente más biodiverso y ejercer menos presión sobre los recursos naturales.

Cómo seguir una dieta mediterránea

Para seguir una dieta mediterránea, debe hacer de la fruta y la verdura sus alimentos básicos, junto con cereales integrales como la avena, el arroz y el pan integral.

Las legumbres como las alubias, las lentejas y los garbanzos son una gran fuente de proteínas. También debes incluir grasas saludables como el aceite de oliva y los aguacates.

Los alimentos que debe reducir son la carne procesada, como las salchichas y los perritos calientes, y los cereales refinados, como el pan blanco.

La dieta mediterránea también es baja en alimentos muy procesados, como los platos precocinados, y en productos con azúcar añadido, como las bebidas gaseosas.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Nuevos antibióticos "cambiantes", la solución contra las superbacterias resistentes a los fármacos

Los ministros europeos dan luz verde a las nuevas normas del mercado eléctrico

El asfalto con olor a mango de Madrid reaviva el enfado de los vecinos por los árboles talados