Imagen del momento en que los leones ucranianos Tsar y Jamil salen de sus jaulas en su nuevo hogar sudafricano.

Video. Los dos leones ucranianos que han comenzado una nueva vida en Ucrania

De Ucrania a Sudáfrica para empezar una nueva vida. Dos leones nacidos en cautividad en Ucrania, han sido trasladados a Sudáfrica para seguir su vida en régimen de semilibertad, en un nuevo hogar.

De Ucrania a Sudáfrica para empezar una nueva vida. Dos leones nacidos en cautividad en Ucrania, han sido trasladados a Sudáfrica para seguir su vida en régimen de semilibertad, en un nuevo hogar.

"Los leones están bien. Acabo de verlos, están descansando en la jaula. Dentro de unos minutos nos dirigiremos al centro de la organización Born Free en el sur del país. Allí, los soltaremos en su nuevo recinto", señalaba Glen Vena, director del Departamento de Cuidado Animal de la Fundación Born Free Sudáfrica.

Los animales, llamados Tsar y Jamil, van a ser liberados en el Santuario de Grandes Felinos de Born Free, en la Reserva Privada de Caza de Shamwari, en el país africano.

Tras comenzar la guerra en Ucrania, en 2022, los dos leones, hermanos de camada, fueron entregados a los responsables de un centro de rescate de fauna salvaje en Kiev, antes de que se pusieran en marcha los planes para que realojarlos en Sudáfrica.

"Los primeros pasos de Tsar y Jamil en la vida fueron de lo más trágico. Solamente tienen tres años, los cumplieron en el pasado mes de enero. A pesar de su corta edad, ya han sufrido muchas vicisitudes. Les han roto huesos, les han alimentado con una dieta totalmente inadecuada para leones... Vamos a tener que fortalecer sus sistemas inmunológicos y ayudarles a aumentar su masa muscular, para que se conviertan en leones fuertes y sanos, capaces de vivir su vida en la sabana africana, como deberían haberlo hecho desde el principio", explica Catherine Gilson, directora de la Fundación Born Free en la Reserva Privada de Caza de Shamwari.

Nerviosos y excitados ante el descubrimiento de su nuevo hogar

Los dos leones parecían impacientes por empezar su vida. Nada más ser liberados, salieron corriendo de las jaulas en las que habían viajado, para explorar el espacio en el que vivirán.

Johan Joubert, veterinario y jefe del Departamento de Fauna Salvaje de Shamwari, afirma que ambos leones tenían pequeñas magulladuras, algo normal tras un largo viaje, pero confiaba en que se recuperen de sus heridas rápidamente.

"Lo primero que queremos que hagan, ahora, es que beban agua. Un poco más tarde les daremos de comer. Una vez que hayan bebido agua, sabremos que todo va bien, pero los vigilaremos muy de cerca y nos aseguraremos de que se encuentran en buenas condiciones", indicaba Joubert.

Dejadas atrás mil peripecias y un largo viaje, Tsar y Jamil han comenzado una nueva vida en su hogar sudafricano.

Últimos vídeos